Detuvieron a dealers extranjeros que vendían cocaína y marihuana bajo la modalidad «take away»

300

Siete dealers extranjeros que vendían cocaína y marihuana bajo la modalidad “take away” fueron detenidos luego de distintos operativos realizados en viviendas y conventillos del barrio porteño de Constitución, informaron hoy fuentes policiales.

Uno de los procedimientos fue realizado en la calle Tacuarí al 1400 de dicho barrio de la Ciudad de Buenos Aires, donde efectivos de la Policía de la Ciudad detuvieron a dos peruanos de 26 años con 9 envoltorios de cocaína y un peso total de 30 gramos.

En la cuadra siguiente los uniformados secuestraron otras 16 dosis de cocaína -13 gramos- y debieron poner en marcha el protocolo de coronavirus porque en el lugar encontraron a una persona con síntomas compatibles con la enfermedad.

En tanto, en Santiago del Estero al 1400 una mujer dominicana fue detenida con 26 gramos de flores de marihuana, cuatro celulares, una tablet y 6.087 pesos.

A pocos metros los uniformados realizaron otros dos procedimientos en los cuales detuvieron a cuatro sospechosos, tres de la República Dominicana y el restante de nacionalidad peruana, con 64 dosis de cocaína listas para la comercialización, un arma de fuego, municiones, tres celulares y prendas de vestir similares al de personal de seguridad, todos elementos que fueron secuestrados.

En un último allanamiento los agentes se incautaron de 38 gramos de flores de marihuana, dos cigarrillos armados, un machete metálico y una balanza de precisión.

Todos los procedimientos estuvieron a cargo de la División Operaciones Zona Sur, con la colaboración de la División Precursores Químicos y Narcocriminalidad, y la División Perros.

Además, en los allanamientos hubo personal de la Agencia Gubernamental de Control y se dieron en el marco de una investigación de seis meses de la Fiscalía de Migraciones, a raíz de la denuncia de vecinos que aseguraron ser amenazados por los propios dealers.

De acuerdo a los voceros, el modus operandi en común de los detenidos era el de “take away” –para llevar-, ya que ofrecían la droga por teléfono y luego era entregada en los conventillos allanados a los consumidores.