El ex jefe de la Policía de Rosario será acusado por dejar sin custodia edificios oficiales

761
El ex jefe de Policía de Rosario, Marcelo Gómez, deberá enfrentar una imputación por incumplimiento de deberes de funcionario público por dejar sin custodia edificios públicos que tenían agentes asignados, luego de tres ataques a tiros al Centro de Justicia Penal local, informaron fuentes judiciales.

Según la Oficina de Gestión Judicial del Ministerio Público de la Acusación (MPA), el martes a las 8 Gómez será acusado por el fiscal David Carriza por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

La imputación que presentará el fiscal se funda en la decisión del jefe policial, el 13 de diciembre último, de levantar la custodia de edificios del Poder Judicial y el MPA, precisaron las fuentes.

El caso se conoció cuando salió a la luz un audio de Whatsapp del ministro de Seguridad, Marcelo Saín, que lo conminaba a reponer el servicio de custodia y le advertía sobre las consecuencias penales de no acatar la orden.

“Director Gómez, habla Marcelo Saín, ministro de Seguridad. Le ordeno por este medio que restituya de manera inmediata el servicio de custodia de edificios públicos en una hora”, dijo el funcionario en el mensaje que luego se hizo público.

Y, agregó: “Si en una hora no lo restituye, mañana usted es denunciado por incumplimiento de los deberes de funcionario público, y si ocurre algo en este tiempo las consecuencias para usted van a ser más grave desde el punto de vista penal”.

“De lo contrario –completó el ministro en el mensaje de audio- voy a ir para allá y la cosa se va a poner picante”.

Según voceros judiciales, Gómez respondió a ese mensaje de Whatsapp por la misma aplicación de mensajería: “Buenas noches ministro. Ya está reestablecido”.

El Ministerio de Seguridad finalmente presentó una denuncia para que se investigue si el director de policía Gómez había incumplido sus deberes, ya que de la respuesta se desprende que admitió su falta.

Gómez había asumido como jefe de la Policía de Rosario el 11 de diciembre y el 13 presentó su renuncia, al igual que otros dos titulares de Unidades Regionales.

“Me hubiese gustado que en estos dos días de la nueva gestión se comunicaran conmigo para saber cuál es la situación en la Unidad Regional II, qué necesitamos, qué está pasando e incluso, si iba a haber cambios, cuáles serían los mismos”, había dicho en una nota que publicó el diario rosarino La Capital.

El jefe de la Policía de Santa Fe, Víctor Sarnaglia, reveló al día siguiente que “Gómez notificó al subjefe provincial que iba a dejar el cargo porque consideraba cumplida una etapa”.

Y explicó que “lo hizo mediante un diálogo por Whatsapp y su superior, el comisario Martín Musuruana, le aceptó su decisión aunque le pidió que siguiera hasta la designación de su reemplazo”.