Brutal asalto en La Plata: golpearon a una abuela de 82 años y amenazaron con cortarle los dedos

309

Una docente jubilada de 82 años vivió una verdadera pesadilla en su casa de la ciudad de La Plata. Fue torturada por dos ladrones que le pegaron, la amenazaron con cortarle los dedos y la nariz, y se llevaron hasta la alcancía con monedas que juntaba para sus bisnietos.

El aberrante ataque tuvo lugar en la madrugada del jueves en la vivienda ubicada en las calles 133 entre 38 y 39, según informa el sitio 0221.com.ar. Los delincuentes arrancaron por complejo la reja que cubría una ventana, rompieron el vidrio y entraron por la sala. Fueron directamente al dormitorio donde estaba durmiendo la anciana.

Según las fuentes, la despertaron de un golpe y le exigieron dinero. Tomaron los mil pesos que encontraron en una billetera y que era la plata que una de sus hijas le había dejado para que usara en el día. Además, agarraron una cámara de fotos y la alcancía llena de monedas para los chicos, además de algunos anillos y cadenitas.

Pero todo eso les pareció insuficiente. Ahí la amenazaron con cortarle los dedos y la nariz si no les entregaba algo más. “No me peguen más, que puedo ser tu mamá o tu abuela y estoy operada”, les rogó María, pero no les importó y siguieron hasta que escucharon un ruido y huyeron.

El calvario se extendió por media hora. Como pudo, la mujer llamó a una de sus hijas, que llegó apenas unos minutos después. Se comunicó con la Policía y aseguró que tuvo que repetir el llamado cuatro veces para que los efectivos se acercaran al domicilio. Otra de las hijas de la jubilada la llevó al Hospital Español en medio de un gran shock por la situación que acaba de sufrir. La otra se acercó a radicar la denuncia: estuvo desde las 2 hasta las 7 de la mañana.

En principio se cree que los atacantes serían menores de edad, quienes antes de escapar le advirtieron a María que tomarían represalias si llegaba a hablar de lo ocurrido. En ese marco, la familia de la víctima –que quedó muy afectada y con mucho miedo- pidió más patrullajes en la zona: “Ella es jubilada, no tiene plata. Para sacarle los anillos le dijeron que le iban a cortar los dedos, también la quisieron ahogar con un camisón mientras ella les pedía por favor que la dejaran. ¿Cómo puede suceder algo así?”.