Gendarmería ya patrulla cuatro puntos claves de la zona sur de Rosario

264

Los operativos de «patrullaje y saturación» de las fuerzas federales de seguridad se iniciaron ayer en cuatro puntos de dos barrios conflictivos de la zona sur de la ciudad de Rosario, donde se registraron 17 homicidios en lo que va del año, informaron fuentes oficiales.

«Se iniciaron las operaciones de saturación y vigilancia», anunció el secretario de Seguridad de Santa Fe, Germán Montenegro, y agregó que «la idea es evaluar la situación en los barrios e ir operando en función de esa evaluación».

La cartera de Seguridad informó que los operativos de control que realiza Gendarmería se apostaron en Tablada y Municipal, dos barrios linderos ubicados en el sur de la ciudad y con mayores índices de conflictividad.

En esa zona, se disputaron a tiros el control del territorio, hace dos años, las bandas de narcomenudeo identificadas con las familias Funes y Caminos, que produjeron una serie de homicidios por venganza en pocas semanas.

Los controles de Gendarmería se ubicaron en Uriburu y Grandoli; Gutiérrez y avenida Belgrano; Regimiento 11 y Pedernera; y Lamadrid y Grandoli.

Montenegro explicó que el objetivo del despliegue de fuerzas federales en tareas operativas «es racionalizar el empleo de la policía de Santa Fe en los distintos puntos, aprovechando los medios federales».

«La llegada de fuerzas federales y el empleo coordinado con las mismas permite disponer más racionalmente los medios provinciales para atacar otras problemáticas delictivas, que no son tan violentos como en los barrios, pero que preocupan a la gente», sostuvo el funcionario en declaraciones radiales.

El Ministerio de Seguridad provincial informó que mediante un acuerdo con Nación dispondrá de unos 2.900 efectivos de las distintas fuerzas federales para patrullar Rosario, luego de una ola de homicidios intencionales que trepó a 17 víctimas en los primeros 14 días del año.

Sin embargo, por ahora la presencia de gendarmes en las calles se reduce al personal que ya cumplía funciones en Rosario, donde existe un destacamento de esa fuerza de fronteras.