Preventiva domiciliaria para una mujer policía que mató a un vecino al intervenir en una pelea

238

La justicia de Garantías de Concordia dictó hoy la prisión preventiva domiciliaria por 43 días de una policía acusada de haber asesinado de un balazo a un hombre durante una pelea entre vecinos ocurrida el domingo pasado en esa ciudad entrerriana, informaron fuentes judiciales.

Así lo dispuso el juez Francisco Ledesma, quien dispuso que la imputada Victoria Paula Lorena Toledo quede bajo la custodia del personal de Gendarmería Nacional y no pueda tener contacto con los testigos de la causa.

Según las fuentes, Toledo está acusada del homicidio simple de Miguel Varela (31), cometido el domingo pasado, alrededor de las 8, cuando la policía intentó detener una pelea entre vecinos en las calles Veiga e Ibáñez de Concordia.

De acuerdo al parte policial, la funcionaria recibió «empujones, golpes con un palo, de puño y puntapiés» y la moto en la que se trasladaba «fue incendiada».

Por eso «extrajo su arma reglamentaria» y efectuó «un disparo intimidatorio al suelo» pero el proyectil rebotó e impactó en la zona del esternón de Varela, quien murió minutos después.

En tanto, vecinos de la zona y testigos declararon ante el fiscal de la causa, José Arias, que «nadie tiró piedras o agredió» a la policía, que ésta disparó «a la altura de los hombros» y en al menos dos oportunidades.

Esta mañana, el juez Ledesma hizo lugar al planteo del fiscal, que había pedido la prisión preventiva de la acusada por considerar que estando en libertad existía «peligro de entorpecimiento de la investigación».

Sin embargo, la justicia le fijó la preventiva domiciliaria ya que es madre de un niño menor de cinco años.

Por su parte, el abogado defensor, Rafael Briceño, señaló que la policía había recibido «insultos de cerca de 12 personas, que comenzaron a tirar piedras poniendo en juego su integridad física» y por eso efectuó «un disparo al suelo».

De todos modos, el fiscal sostuvo que «la bala está plana en uno de sus lados por lo que pudo haber rebotado, pero por el ángulo y cómo ingreso al cuerpo parece un tiro directo».

En ese sentido, Arias aclaró que «faltan muchas pericias» para reconstruir la trayectoria de la bala mientras consideró que el disparo «fue excesivo para la situación» ya que «en principio, el ataque a la policía no se advierte».

«Estamos investigando, todo es materia de trabajo y hay muchos testigos» del hecho, añadió en declaraciones a la prensa.