Volvieron a detener a Martín Bustos, el árbitro acusado de abuso sexual infantil

1206

Martín Bustos, el ex árbitro que estuvo preso hasta septiembre pasado por el presunto abuso sexual de varios juveniles de Independiente, volvió a ser detenido tras una denuncia de dirigentes de Newell’s.

El arresto tuvo lugar el jueves por la noche, en Rosario, luego de que autoridades del club lo acusaran de hacerse pasar por masajista para contactar a jugadores de las divisiones inferiores.

«El pasado miércoles 5 de junio se detectó una amenaza de tipo grooming -o engaño pederasta- a través de redes sociales contra la integridad de algunos chicos de las divisiones inferiores de nuestra institución, la que fue desactivada en forma inmediata a través de la aplicación de los protocolos previstos para estos casos», informó la Comisión Directiva de Newell’s en un comunicado.

En el proceso, que derivó en la desactivación de este intento de abuso originado en internet, «participaron personal de las divisiones inferiores, el área de legales del club, la justicia y la policía de Santa Fe», agregaron.

El ex juez asistente, portador de VIH, reconoció el año pasado haber tenido sexo con jugadores de las inferiores de Independiente, pero no con menores de edad. Además, aseguró no tener «nada que ver con una organización de trata», como sospechaba la Justicia.

Bustos pasó varios meses detenido, pero la Cámara de Apelaciones de la Provincia de Buenos Aires, en un fallo inesperado y muy criticado por la Fiscalía, ordenó revocar la prisión preventiva y el acusado quedó libre en septiembre pasado.

El caso de los abusos en el club de Avellaneda estalló a mediados de marzo de 2018, cuando un adolescente contó a los responsables de la pensión que dos compañeros estaban viviendo situaciones de abuso. Entonces comenzó una extensa investigación que sumó imputados, más de 15 víctimas y toca a diversos clubes de fútbol de la Argentina.