Dos «poliladrones» de la Bonaerense fueron detenidos por un robo y persecución en Roque Pérez

283

Dos policías fueron detenidos en el sudoeste del conurbano como acusados de haber cometido un robo a mano armada y tirotearse con otros efectivos que los persiguieron en la localidad de Roque Pérez, tras lo cual huyeron en remís hasta un shopping donde quedaron grabados por las cámaras de seguridad, informaron fuentes de la fuerza.

Se trata de un subteniente del Comando de Patrullas de Ezeiza y de un subinspector de la comisaría 7ma. de Lomas de Zamora, quienes ya fueron desafectados por disposición de la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.

Fuentes policiales informaron que todo comenzó el 11 de junio pasado cuando al menos cuatro delincuentes armados robaron en una casa de campo en la localidad de Roque Pérez, ubicada unos 140 kilómetros al sudoeste de la Capital Federal.

Luego del asalto, los ladrones escaparon en una Volkswagen Amarok con la que evadieron controles policiales en esa zona donde se tirotearon con los efectivos que pretendieron detenerlos.

Los delincuentes escaparon y poco después abandonaron la camioneta en la esquina de Las Heras y Bermúdez, en jurisdicción en Carlos Spegazzini, partido de Ezeiza, donde los pesquisas determinaron que el vehículo tenía un pedido de secuestro por robo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 13 de Lomas de Zamora.

Según las fuentes, los investigadores, bajo las directivas del ayudante fiscal de Roque Pérez, Luciano Di Grazia, establecieron luego que dos de los delincuentes habían escapado en remís hacia el shopping Los Nogales, situado en ruta 205 y Las Hortensias, en Tristán Suárez, también de Ezeiza y a unos siete kilómetros de donde quedó abandonada nada la Amarok.

Al seguir esa pista, los pesquisas analizaron las cámaras de seguridad de dicho centro comercial donde hallaron imágenes de dos sospechosos y del vehículo de alquiler, cuyo conductor fue posteriormente localizado y así les aportó datos sobre los pasajeros.

Los voceros precisaron que en base a los datos reunidos el fiscal Di Grazia solicitó la aprehensión del subteniente Facundo Luggo, del Comando de Patrullas de Ezeiza; y del subinspector Alfredo Acosta de la seccional 7ma. De Lomas de Zamora con jurisdicción en Villa Centenario.

Una vez ordenadas las aprehensiones por la Justicia de Garantías, Di Grazia fue detenido el sábado pasado cuando llegaba a su domicilio en Canning, partido de Esteban Echeverría, junto a su concubina, también policía del Comando de Patrullas de Ezeiza; mientras que al oficial Acosta lo apresaron en dicha comisaría, detallaron los informantes.

Los dos policías quedaron imputados de los delitos de «robo agravado por su comisión en despoblado y en banda y por el empleo de arma de fuego, encubrimiento, atentado y resistencia a la autoridad».

Según la prensa de Roque Pérez, en el hecho que se les imputa a estos dos efectivos, los delincuentes maniataron a sus víctimas y robaron dinero y otros efectos de valor que finalmente fueron recuperados en la camioneta abandonada junto a vestimenta policial y un par de armas de fuego. (Télam)