El desgarrador mensaje de la mamá de una joven a la que le desfiguraron la cara

385

Le desfiguraron el rostro a golpes de puño y con un elemento contundente. Le pegaron con odio. Mucho odio. La dejaron tirada y semi inconsciente en un descampado de la ciudad de Junín. Pasó más de cinco horas en ese estado hasta que fue rescatada. Se salvó de milagro y, aunque por ahora pueda pronunciar algunas palabras sueltas, los investigadores esperan que amplíe su testimonio para saber quién y por qué pudo haberle hecho tanto daño.

Selva Piegari (29) está internada en el hospital de Junín desde el miércoles pasado, cuando fue encontrada por compañeros de una agrupación política que habían salido a buscarla preocupados porque habían perdido contacto con ella, publica el sitio web perfil.com.

La joven presentaba golpes en distintas partes del cuerpo, pero sobretodo en la cabeza. Le faltaba su teléfono celular, aunque los investigadores del caso entienden que no es una prueba suficiente como para sospechar que el móvil del ataque sea un intento de robo: rara vez la saña está asociada a un hecho de inseguridad.

Silvia Inés, la mamá de Selva, cuenta que casi no reconoce a su hija por los golpes que le dieron en la cara. En un mensaje conmovedor, que compartió en su cuenta de Facebook, pidió la colaboración de testigos.

«La verdad no quisiera estar poniendo esto sentada en una silla de hospital, mirando una puerta de terapia para ver si me llaman y poder acariciar a mi niña hermosa. Tan hermosa que hoy casi no la reconozco de los golpes que no se sabe quién le dio en su cara y le partió la cabeza con algún elemento contundente. Eran las 3 de la tarde salió a caminar llena de vida y la dejaron tirada cinco horas bajo una lluvia copiosa que se desató de repente. Ese hijo de puta está suelto. Está entre nosotros alguien lo conoce, lo vio llegar lleno de sangre y lo protege. Lo que no sabe es que personas así no paran y un dia se le puede volver en contra y la sociedad tendría que despertar y exigir que nos protejan. Fuerza hija por vos y por las demás. Te amo», escribió.

Selva está un poco mejor, aunque no lo suficiente como para declarar. Después de permanecer internada cinco días en terapia intensiva, esta mañana pasó a una sala de cuidados intermedios.

La causa avanzó en las últimas horas con testimonios y relevamientos realizados en la zona donde la mujer fue atacada. Esta tarde, personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Junín, al mando del comsario inspector Cristian Caggiano, realizó un rastrillaje en la zona donde fue golpeada.

Selva fue atacada en la Ruta 188 y la calle Italia, pero caminó desorientada más de 2 mil metros hasta una zona conocida como «Campo Cruz». Todavía no se sabe con qué elemento la atacaron. Podría sera una herramienta, una llave cruz o un pedazo de caño.

Hasta el momento, y por su estado de salud, la víctima aportó que solo recuerda que fue atacada por la espalda por un hombre que bajó de un coche azul viejo. Ni ella ni su familia todavía saben por qué.