Una reunión por la inseguridad terminó a los tiros

356

Cansados de la inseguridad en el barrio, los vecinos de la localidad platense de Arturo Seguí, en Villa Elisa, se reunieron ayer por la tarde con autoridades policiales para buscar «una solución» a los robos e incidentes violentos que cada vez tienen más frecuencia. Ante la falta de respuesta, los vecinos decidieron salir de la reunión a quemarle la casa a un delincuente que había sido liberado. Y redoblaron la apuesta enfrentándose también con la policía.

La asamblea vecinal comenzó pasadas las 19, en Diagonal 145 y 414 bis, y contó con la presencia del jefe de Caballería del Destacamento, el director de Seguridad Ciudadana y los jefes de Comando, según informó el diario El Día.

Recientemente, Santiago Salguero Alias, un delincuente conocido como «el pistolero», porque había robado a punta de pistola a una familia y disparado a un menor, de 7 años, fue liberado y se encontraba en su vivienda cercana a la reunión. Indignados, los vecinos decidieron hacer justicia propia, denunciando la complicidad entre la policía y las bandas criminales.

En el video, se puede escuchar a los vecinos gritarle a la policía mientras le tiran piedras. Además se escuchan tiros provenientes de la casa del presunto delincuente.

A las 22, los vecinos iniciaron una procesión hacia la casa de un delincuente para lincharlo. Caminaron en patota y la idea principal era quemar la vivienda, aunque una vez ahí, en las calles 418 y 149, el hombre se defendió a los tiros y la policía intervino con gases lacrimógenos para dispersar la horda de gente que se enfrentó en la calle.

«Estamos cansados de ser víctimas de los chorros y los asesinos, si la Policía no hace nada vamos a empezar nosotros», manifestó Hugo, un vecino que participó de los incidentes. «Vecinos quieren linchar a delincuentes y la Policía reprime. Se están matando», agregó Gabriela, otra vecina.

Varios patrulleros fueron apedreados y dos personas resultaron heridas: una mujer y un efectivo policial que fueron rápidamente hospitalizados.