Un perito complicó la situación de cuatro ex jefes policiales juzgados por coimas

424

Un perito calígrafo ratificó ante la justicia que la escritura de los sobres con dinero encontrados en la Departamental de La Plata corresponden a cuatro ex jefes policiales que son juzgados por supuestos pedidos de coimas a comerciantes a cambio de seguridad.

Una fuente judicial explicó que el perito declaró hoy en la cuarta audiencia del juicio oral que se le sigue en La Plata a ocho ex jefes policiales detenidos por los delitos de “asociación ilícita, percepción de dádivas y concusión (coimas)”.

En su declaración ante el Tribunal, el testigo ratificó que la escritura de cuatro de los sobres con dinero encontrados en la Jefatura Departamental de La Plata corresponden a los ex titulares de las comisarías segunda, Sebastián Velázquez; el de la seccional de Los Hornos, Sebastián Cuenca; el de Villa Elisa, Raúl Frare, y el de Tolosa, Julio Sebastián Sáenz.

El perito ratificó también que la caligrafía de un quinto sobre correspondía al ex comisario Federico Máximo Jurado, pero la acción penal de este imputado se extinguió cuando fue hallado muerto en enero de 2017 en la celda que ocupaba en la Unidad Penitenciaria 9 de la capital bonaerense.

Además de esos cuatro ex jefes policiales, el Tribunal Oral Criminal 3 de La Plata juzga al ex jefe de la Departamental La Plata, comisario mayor Darío Camerini; su segundo, Rodolfo Daniel Carballo; el ex secretario de la repartición, Walter Skaramowsky, y el ex jefe de calle, oficial Ariel René Huck.

Además, están imputados pero llegaron libres al juicio el ex comisario de la cuarta, Juan Retamozzo y la secretaria del jefe de la departamental, María de los Angeles Ramirez, acusada de “encubrimiento agravado”.
La causa se originó con el hallazgo de 36 sobres con más de 153.700 pesos en la Departamental de La Plata el 1 de abril de 2016.
Durante la instrucción de la causa, las sospechas de los investigadores apuntaron a que ese dinero procedía del pedido de coimas que los altos oficiales hacían a los encargados de llevar adelante maniobras de juego clandestino, prostitución y narcotráfico o protección a comerciantes, entre otros delitos.