Una mujer de 48 años fue encontrada muerta hoy con una soga en el cuello y cinta en su boca dentro de una habitación incendiada en un hotel del centro porteño y se investiga si se trató de un suicidio o un homicidio, informaron fuentes policiales.

El hallazgo del cadáver ocurrió esta tarde, en el segundo piso del Hotel Tandil ubicado en Avenida de Mayo 890.

Fuentes policiales informaron a Télam que el encargado del lugar llamó a efectivos que patrullaban la zona tras comprobar que salía humo de una de las habitaciones.

El personal intentó abrir la puerta pero como estaba cerrada por dentro tuvo que romperla con un matafuegos.

Según las fuentes, los policías ingresaron a la habitación la cual se estaba prendiendo fuego y observaron que una mujer de 48 años yacía muerta, con una cuerda alrededor de su cuello y cinta adhesiva en su boca.

Los efectivos llamaron a los Bomberos y tras apagar el incendio comenzaron los peritajes correspondientes para determinar las causas de la muerte.

De acuerdo a los primeros datos recopilados, la mujer vivía sola en el hotel hacía dos años y tenía problema de salud, añadieron los voceros.

Las fuentes agregaron que nadie vio personas extrañas en el edificio, por lo que la causa fue caratulada por el momento como «muerte por causas dudosas de culpabilidad».