Un bebé de ocho meses muerto fue hallado al costado del arroyo Piedras, en la localidad bonaerense de Bernal.

El cuerpo fue descubierto este miércoles por trabajadores de limpieza tras ver una bolsa negra.

«En un momento, el viento dio vuelta la bolsa y le vimos la colita. Todavía tenía color en la piel, estaba hinchado y moradito. Parece que falleció hace poco», contó una vecina en declaraciones televisivas.

«Vimos el cuerpo y todavía tenía color en la piel. Estaba hinchado y morado», agregaron.