La mamá de Lucía Pérez, la primer testigo en declarar en el juicio por el femicidio

881

La madre de Lucía Pérez, la adolescente asesinada en octubre de 2016 en la ciudad bonaerense Mar del Plata, declaró como testigo al comenzar el juicio por el caso y aseguró que su hija era “maravillosa”, estaba “llena de proyectos” y “la mataron de la forma más cruel”.

Se trata de Marta Montero, quien aportó el primer testimonio en el debate que comenzó esta mañana en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 marplatense, integrado por los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas.

Por el crimen de Lucía (16) se encuentran sentados en el banquillo de los acusados Matías Farías (25) , Juan Pablo Offidani (43) y Alejandro Maciel (60).

“Mi hija era maravillosa, llena de proyectos y la mataron de la forma más cruel”, declaró Marta tras la lectura de la imputación a cargo del fiscal Daniel Vicente.

“Mi hija no era de salir, le habíamos hablado de que no era bueno que saliera por las cosas que suelen ocurrir en la calle, que ya tendría tiempo para salir”, sostuvo la mujer y describió a su hija como “una buena estudiante”.

“Éramos confidentes pero (ella) contaba lo que quería, como toda adolescente. Nosotros confiábamos en nuestra hija a tal punto que nunca le revisábamos el celular ni la computadora que muchas veces la dejaba abierta”, sostuvo Marta.

La madre de Lucía aclaró que ella “nunca” supo que la adolescente “consumía o haya consumido algún tipo de estupefacientes” y que “no padecía ninguna enfermedad, ni tenia ninguna tipo de trastornos alimenticios ni de comportamiento”.

También recordó que en la comisaría le dijeron que su hija “había muerto por una sobredosis”.

Luego, a esta testigo se le consultó por la relación entre su hija y Noelia Flores ya que en la causa consta un mensaje de Lucía al imputado Farías en el que reconoció que había consumido drogas en la casa de aquella otra chica.

La madre de Lucía declaró que a ella no le consta que su hija haya estado la noche del crimen en la vivienda de Flores, quien a su turno, contó ante el tribunal que ella y la víctima “no se veían” desde el 1 de julio de 2016 aunque “se hablaban”.

Por su parte, Guillermo Pérez, padre de Lucía, declaró que él “jamás” supo que su hija “había consumido algún tipo de droga: “Ella era muy buena, llena de proyectos y sueños y estos me la quitaron.”

“Destruyeron mi hogar, mi familia, ya nada es igual. Me peleé con mi hijo porque él sabía que consumía marihuana y jamás había contado nada”, sostuvo.

En tanto, Matías, el hermano, declaró que Lucía “era una chica con muchos sueños y metas” y en ese sentido señaló: “Teníamos una relación muy buena y éramos confidentes en muchas cosas.”

El joven admitió que él “sabía” que su hermana consumía marihuana y que conocía que ella “había probado cocaína”.

“En su momento le dije que no estaba de acuerdo y nunca más volvimos a tocar el tema”, relató Matías, quien detalló que él también sabía que Lucía “le fue a comprar” droga a Farías porque “quien le solía vender no la podía ubicar”.

“Cuando me dijo que era un varón, le dije que yo la acompañaba o que vaya con alguien, pero ella no quiso que yo la acompañe”, recordó.

Además, Matías declaró que cuando vio el cadáver de su hermana advirtió que “estaba limpia, impecable, no tenía olor a nada”, lo que le resultó “raro” porque Lucía “siempre tenía perfume puesto y esa vez no”.

“Le faltaba una zapatilla u otra cosa que observé es que tenía las uñas cortitas, cuando ella no era de usar las uñas cortitas”, describió.

Por último declaró Sol, una amiga de Lucía, quien reconoció que Farías y Offidani comercializaban estupefacientes.

Farías está acusado de ser el autor del “abuso sexual agravado por el suministro de estupefacientes seguido de muerte en concurso ideal con femicidio” de Lucía, mientras que el otro acusado está imputado en calidad de “partícipe necesario”.

Además, los dos son juzgados por “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravada por ser en perjuicio de menores de edad”.

Mientras que Maciel está acusado de “encubrimiento agravado”.

El debate, en el que se prevé la declaración de un total de 70 testigos, se reanudará hoy a las 9.