Liberaron a uno de los médicos truchos del hospital de Cañuelas

570

Felipe Nori Haggi Lacerda, el estudiante de medicina investigado por haber trabajado en el Hospital Marzetti de Cañuelas sin estar recibido, se negó a declarar ayer ante la fiscalía y quedó en libertad.

El joven brasileño de 28 años había quedado detenido este miércoles tras presentarse en la Fiscalía N° 1 de Cañuelas, a cargo del fiscal Roberto Berlingieri, quien está a cargo de la investigación.

Nori está acusado por los delitos de “falsificación de documento público”; “usurpación de títulos y honores”; y “ejercicio ilegal de la medicina”.

Este jueves, tras negarse a declarar, Miguel Ángel Pierri, abogado del acusado, presentó el pedido de excarcelación de su defendido en el Juzgado N° 8, y un rato después, el magistrado firmó la libertad del imputado, que seguirá siendo investigado.

El falso médico que trabajó durante nueve meses en el hospital y es estudiante de la Universidad de Morón se hizo pasar por Joao Peixoto Dos Santos Neto, un profesional de la medicina que se recibió en la misma institución en la que estudia Nori y que habría sido conocido suyo.

La denuncia contra el falso médico comenzó a investigarse el pasado 11 de julio cuando la asesora legal del hospital local se presentó ante la fiscalía por un requerimiento del intendente Gustavo Arrieta.

Además, ante la fiscalía se presentaron también autoridades del Colegio de Médicos de Morón y una concejal de Cambiemos para acompañar la denuncia de las irregularidades de la atención médica en el hospital.

Tanto Nori como la otra falsa médica denunciada Thais Soares Costa están acusados por utilizar identidades apócrifas y cobraban salarios superiores a los cien mil pesos por mes haciendo guardias.

El caso de Soares Costa que ejerció como médica con la identidad de otra mujer, llamada Sonia Banhuki Galvao, está siendo investigado por la Fiscalía N° 2 de Cañuelas.