Las últimas palabras de Lourdes: «Me tiraron un tiro, me muero»

582

“¡Me tiraron un tiro! ¡Me tiraron un tiro! ¡Me muero! ¡Me muero!”. Esas fueron las desesperadas últimas palabras de Lourdes Espíndola, asesinada cuando intentaron robarle su arma policial.

El hecho ocurrió minutos después de las 18.30 del sábado. Lourdes hacía horas adicionales en el peaje de Quintana, en la Autopista del Oeste en la localidad bonaerense de Ituzaingó. Con chaleco y uniforme esperaba el colectivo para ir a buscar a su hijo de seis años que la esperaba para cenar como todos los días.

Dos ladrones se bajaron de un auto para robarle. La víctima se resistió y la balearon con su propia pistola reglamentaria. Tras ello, mandó el audio desesperado.