La PSA donó cunas realizadas por oficiales con madera recuperada

    707

    La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) donó 50 cunitas a la Fundación Camino, una ONG miembro de la Familia CONIN que trabaja para erradicar la desnutrición infantil. Las mismas fueron fabricadas íntegramente por el personal policial.

    El subinspector Alberto Canon y el oficial mayor Augusto Stucke fueron los artífices de la acción.

    Junto a otros oficiales y familiares que se sumaron, construyeron con dedicación las cunitas reutilizando la madera de palets que en su momento estaban abandonados en un galpón de la Unidad Regional de Seguridad Aeroportuaria (URSA) IV del Litoral.

    “Esto no es mío, es de la PSA”, afirmó con orgullo el subinspector Canon, técnico en Seguridad e Higiene. “Cumplimos nuestra función policial y en los momentos libres tratamos de hacer algo para la gente”, dijo. A su lado, el oficial Stucke que además es ingeniero, contó que “con cada palet se trataba de sacar una cuna, sin saber cuánto tiempo nos iba a llevar. Así armamos un pequeño emprendimiento”.

    Con el tiempo consiguieron las herramientas, compraron una costosa máquina para cortar la madera y lograron que las empresas Portal SA y La Segunda Seguros, mediante sus representantes Carlos Chuit y Cristian Jaime respectivamente, les donaran los palets para obtener la materia prima.

    El proyecto que impulsaron estos dos oficiales oriundos de Corrientes, hoy tiene nombre: “Acunando Cunitas”. Los primeros beneficiarios de las pequeñas camas distribuidas a través de la Fundación Camino-Conin, serán 50 humildes familias rosarinas. “Nos donaron unas cunas maravillosas hechas por la PSA. Se dará algo nuevo, que no es usado ni heredado y que compite con la mejor casa de bebé. Es una emoción, superó nuestras expectativas”, dijo Ivonne Rouillon de Witry, presidenta de la organización.