Recuperan mercadería robada por un grupo comando

865

Por orden del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 52, a cargo del Dr. Gabriel Ghirlanda, personal de la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad llevó a cabo en simultáneo dos allanamientos en la Ciudad y tres en la provincia de Buenos Aires, en el marco de una causa por robo calificado.

El hecho fue cometido en un depósito mayorista de alimentos por un grupo comando integrado por cinco sujetos armados, quienes en cuestión de minutos se llevaron 3 millones de pesos en mercadería a bordo de dos vehículos.

Las tareas se basaron en seguimientos mediante los cuales se logró identificar en la Ciudad un domicilio particular y un kiosco pertenecientes al jefe de la banda, y en la zona norte del conurbano bonaerense un gran depósito y dos supermercados chinos que habían adquirido la mercadería robada.

Con las pruebas recabadas, el Juez libró las cinco órdenes de allanamiento que permitieron recuperar el botín, compuesto de gran cantidad de vinos de alta gama, cervezas, latas de atún y palmitos importados, y el secuestro de armas de fuego, teléfonos y cámaras de seguridad.

En el domicilio del líder de la organización, ubicado en Floresta sobre la calle César Díaz al 4000, fue secuestrada una pistola Pietro Beretta calibre 380, cargadores con municiones, una importante cantidad de dinero en efectivo y cuatro celulares, mientras que en el kiosco situado en la esquina de Camarones y San Nicolás fueron confiscados otros tres teléfonos y documentación relevante para la causa.

Simultáneamente, en las localidades bonaerenses de Beccar y La Lucila, las brigadas de la Policía de la Ciudad realizaron otros tres procedimientos en el depósito y los supermercados, en donde fueron incautadas 21 cajas de cerveza «Tsingtao» totalizando 504 botellas, y 84 cajas de vino «Saint Felicien» con 6 envases de 750 ml. cada una, cuyo valor en góndolas ronda los 400 pesos por unidad.

Además fueron recuperadas cajas con latas de palmitos y atún, y se procedió al secuestro de todas las cámaras de seguridad de los establecimientos comerciales. Cabe destacar que gran parte de la mercadería aún se encontraba en los pallets robados.