Rosario: cayó el acusado de matar a dos hermanos en una guerra narco

1734

Un hombre fue detenido hoy en Rosario, acusado de ser autor de los asesinatos de dos hermanos ligados a una de las bandas locales que desde principio de enero provocaron una saga de asesinatos con otra familia, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Enrique Adrián «Cable» Solís Esquivel (33), quien tenía pedido de captura por su presunta participación en los crímenes de los hermanos Ulises (23) y Jonathan Funes (28), delitos por lo que será imputado mañana en una audiencia prevista para las 15.
“Cable” fue detenido a la 1 de esta madrugada cuando caminaba por la vía pública, en Ayacucho y Muñoz, desarmado y sin compañía, detallaron los informantes.

La detención la realizó personal de la sede Rosario de la Policía Federal Argentina (PFA) tras tareas de inteligencia que aportaron un dato que permitió detenerlo, precisaron fuentes judiciales.

La ministra de Seguridad, Patricia Bulrrich, dijo a través de su cuenta de Twitter: “Adrián Solís es el autor de la escalada de violencia en Rosario y, para el fiscal Pablo Pinto, es quien asesinó a los hermanos Funes”.

“Lo detuvimos en la madrugada. Un gran paso en la lucha contra el narcotráfico, para que los rosarinos vivan más seguros”, abundó.

El fiscal Pinto, que investiga los homicidios de los hermanos Ulises y Jonathan Funes, cometidos con un mes de diferencia, dijo hoy que se le imputará “la participación en los hechos, como autor o coautor”, de acuerdo a detalles que se reserva para la audiencia de mañana.

“Tiene un grado de participación importante en ambos hechos”, agregó el fiscal, y recordó que existía un pedido de captura sobre “Cable”.

Aclaró que la detención por parte de la Policía Federal no obedece a falta de confianza en la fuerza de seguridad santafesina, sino a que los investigadores nacionales venían realizando tareas de inteligencia sobre las bandas enfrentadas en la zona sur de Rosario.

Una fuente del Ministerio de Seguridad santafesino dijo a Télam que Solís Esquivel “es un asesino” y que “con él comenzó esta saga de homicidios”, en relación a la decena de asesinatos cruzados entre los Funes y los Camino en lo que va del año, dos grupos familiares enfrentados, vinculados al narcomenudeo.

Agregaron que está bajo sospecha de haber participado de un crimen en la provincia de Córdoba y de otros tres en Rosario, dos de ellos los de los hermanos Funes.

Para la cartera de Seguridad provincial, el hombre detenido “pertenece a la banda de los Camino”, la organización liderada por familiares del asesinado jefe de la barrabrava de Newell’s Old Boys, Roberto “Pimpi” Camino (37).

Ulises Funes fue asesinado de varios disparos el 7 de enero último cuando estaba junto a su novia en el pasillo de un asentamiento de Rosario.

Su hermano Lautaro, alias “Lamparita” (22), escribió entonces desde la cárcel donde está detenido por «asociación ilícita» que “la guerra no terminó” y prometió: “Va a terminar cuando los mate a todos, hasta la generación más chica o me maten a mí”.

Otro de sus hermanos que en ese momento estaba prófugo, Alan Funes (19), tuvo una reacción similar en Facebook: “Juro por mi hija que los mato a todos. Uno por uno los voy a matar a estos giles hijos de puta sin sangre, que no les da la nafta para pegarme a mí”.

Antes de poder cumplir su promesa fue detenido en un Fonavi de Rosario junto a su novia Jorgelina Andrea «Chipi» Selerpe (24), el 23 de enero pasado.

Dos días después quedó imputado con prisión preventiva como autor de un homicidio, de dos tentativas de asesinato, amenazas, asociación ilícita, robo y abuso de armas, sumados a una causa por homicidio que arrastraba de cuando era menor de edad.

El 1° de enero el padre los Funes, Jorge (44) alias “Gordo”, recibió cuatro balazos cuando llegaba a su vivienda de la zona rural de Alvear, donde, según los investigadores, se había retirado para evitar que lo alcanzara la venganza.

El 5 de febrero último fue asesinado Jonathan Funes (28) mientras regresaba junto a su novia en un Audi de la unidad penal de la localidad santafesina de Piñero, donde había visitado a sus hermanos Lautaro y Alan.

Según los investigadores, una camioneta Ford Eco Sport le interceptó el paso y el joven advirtió el ataque por lo que comenzó a correr por la ruta 14, donde fue alcanzado por varias municiones.