Atrapan a «La banda del mozo», acusada de asaltar restaurantes

353

La Policía de la Ciudad detuvo a dos delincuentes cuando intentaban cometer un robo en Balvanera. Estaban armados y tras privar de su libertad al encargado intentaron apoderarse de la caja fuerte de un restaurante.

El hecho sucedió en la avenida Entre Ríos al 600, lugar al que fueron trasladados los efectivos de la comisaría 6 ante una alerta emanada del servicio de emergencias 911 de que en ese lugar se estaría produciendo un ilícito.

Al llegar al lugar, uno de los efectivos policiales observó que el comercio se encontraba cerrado al público. En el interior del local se hallaba un hombre vestido de mozo, con pantalón negro y chaqueta blanca, realizando en apariencia tareas de limpieza. El uniformado golpeó la puerta del comercio para saber si todo se encontraba en orden, obteniendo con solo un gesto una respuesta positiva de parte del empleado.

El policía desconfiando de la parquedad en las respuesta del mozo pidió permiso para ingresar al local con la excusa de usar los sanitarios, situación que fue aceptada por el empleado.

Mientras recorría el lugar, el agente escuchó un ruido proveniente del subsuelo, se dirigió hacía allí y para su sorpresa, se encontró con una persona tirada en el piso, amordazado y con sus manos encintadas.

Luego de ser rescatado por el personal policial, el hombre relató que era el dueño del comercio y que antes de cerrar el comercio ingresaron al mismo dos personas vestidos de traje que le apuntaron con un arma. inmediatamente uno se puso la vestimenta de uno de los mozos del lugar para oficiar de campana, en tanto el lo llevó hasta el subsuelo para luego de atarlo, intentar violentar la caja fuerte.

Con la descripción del delincuente aportada por la victima, el uniformado subió al salón en busca del falso mozo y su cómplice. Rápidamente lo redujo e irradió un alerta en la zona con la descripción del otro maleante. Al ser requizado el imputado tenía entre sus pertenencias el rollo de cinta con la que habían atado al comerciante.

Luego de una exhaustiva requisa en el restaurante, se encontró escondido en un entretecho ubicado en la terraza del negocio al otro delincuente que había escondido el arma dentro de la mochila de uno de los baños. Además tenía un bolso con herramientas que utilizaron para abrir la caja fuerte.

Realizadas las consultas con el juzgado interventor ordenó la detención de los dos imputados y su traslado a dependencias policiales bajo los cargos de «Tentativa de Robo».