Capturan a un prófugo que trabajaba para un sicario

968

La Policía detuvo a un ciudadano peruano que estaba prófugo de la Justicia, sospechado de ser el colaborarador de un conocido sicario.

Segun se informó oficialmente, el detenido es Oscar Martín Mendoza Barreno, alias Memín, de 39 años, acusado por robo agravado, narcotráfico y homicidios.

Se sospecha que era la mano derecha de Bhel Boy Arbin Santillán Ríos, alias Servando, uno de los sicarios más buscados de Perú, quien fue detenido poco tiempo atrás en Argentina.

«Este procedimiento fue posible gracias a la inteligencia criminal y, sobre todo, a la cooperación internacional que promovemos en el ámbito de Interpol», aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas para la búsqueda de prófugos a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

Las tareas de inteligencia efectuadas por la División Investigación Federal de Fugitivos del Departamento Interpol de la Policía Federal llevaron a los detectives a identificar a Mendoza

Barreno, quien fue detenido sobre la calle Paraguay al 1500, de Capital.

Al momento de ser atrapado, el fugitivo estaba en posesión de un documento de identidad boliviano apócrifo.

Con esa identidad falsa, registraba en nuestro país antecedentes por falsificación de moneda y tentativa de robo.

Integraba la banda de Servando en Perú y está señalado por participar activamente en delitos de falsificación de moneda, estafa, robo agravado, fuga de una unidad carcelaria y en dos homicidios.

La captura de «Memín» se enmarca dentro del Comando Unificado Federal de Recaptura de Evadidos (CUFRE), programa diseñado por el Ministerio y coordinado por el subsecretario de Políticas de Seguridad e Intervención Territorial, Darío Oroquieta, para detener a todas las personas que evaden a la Justicia.

Desde la puesta en marcha del CUFRE, más de 2.700 prófugos fueron detenidos.
Intervino el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 1, a cargo de María Romilda Servini, Secretaría N° 1 de María Inés Gambirassi.