Las excusas de los conductores borrachos que dieron positivo la alcoholemia

1054

En las imágenes de los controles las excusas de los conductores alcoholizados son variadas, y en alguno casos llegan ser desopilantes, como el acompañante de un conductor borracho que decía que su amigo «no lo hizo a propósito».

En uno de los casos, una joven llegó a decir que del susto que le generó el que le haya dado positivo el control se le había pasado la borrachera, y pedía por favor que le repitan la prueba, lo cual no está permitido.

También hay casos de gente que a los gritos busca impedir que le acarreen el vehículo argumentando que se le puede romper.

Hay casos además en los que los conductores simulan soplar en la pipeta para abortar la prueba. En esos casos se le realiza igualmente la multa y se le secuestra el auto por negarse al control.

Los controles de alcoholemia en la ciudad se realizan de manera dispersa y discontinua y están a cargo de Agentes de Tránsito de la Secretaría de Transporte y la Policía de la Ciudad.

En lo que va del 2017 ya se realizaron 39216 controles de alcoholemia de los cuales 1062 dieron positivos.

En cuanto a las estadísticas del año pasado, en 2016 se realizaron 117063 controles, de los cuales 3122 (2.7%) dieron resultado positivo, con dosaje promedio de 0.84 g/l de alcohol.

Entre los positivos, el 86% fueron hombres.

Al igual que la Legislación Nacional (Ley 24.449 y modificatorias), el Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad establece como límite máximo tolerado de alcohol en sangre, 0.5 gr/l para vehículos particulares.

Para el caso de los que conducen moto el máximo permitido es 0.2 gr/l, y 0.5 gr/l en acompañantes.

Para los conductores profesionales el máximo permitido es 0.0 gr/l. Lo mismo para principiantes.

Cuando el control de alcoholemia da positivo se retiene la licencia del conductor (se otorgar una licencia provisoria por 40 días), se imprimen dos tickets con el resultado del test realizado y se labra un acta.

Además se remite el vehículo a la Playa de Acarreo correspondiente, previa realización de una constancia en la que se detalla el estado general del mismo.

Finalmente, se le informa al conductor que deberá presentarse en la Fiscalía dentro de los cinco días hábiles siguientes