Cae un pirata del asfalto tras ser detectada su patente

582

La Policía de la Ciudad, en conjunto con Gendarmería Nacional detuvieron a un delincuente que había robado una camioneta con mercadería y secuestrado a su chofer.

Un chofer de una empresa ubicada en Pompeya, salía de la firma ubicada en la intersección de las calles Uspallata y Trole con una camioneta utilitaria Peugeot Boxer para trasladar mercadería, cuando fue interceptado por dos hombres a bordo de un Peugeot 206 y a punta de pistola lo obligaron a descender del vehículo y subirse al de los delincuentes. Uno de ellos tomó el mando del rodado de la empresa y se dio a la fuga, mientras que el otro se llevó secuestrado al empleado.

Un transeúnte fue testigo del hecho y dio aviso a personal de Gendarmería que se encontraba recorriendo la zona. Rápidamente los oficiales irradiaron el alerta, mientras que personal de Policía de la Ciudad del Anillo Digital colocó la patente del vehículo robado en el sistema de monitoreo.

Un móvil de Gendarmería observó el vehículo robado en la intersección de Castañares y Perito Moreno por lo que inició la persecución del mismo, perdiéndolo de vista en dirección a provincia.

Mas tarde, el Centro de Monitoreo del Anillo Digital detectó la patente del vehículo robado y personal de Policía de la Ciudad que trabaja en el lugar observó al rodado ingresando nuevamente en la ciudad de Buenos Aires, por lo que automáticamente se irradió una segunda alerta.

Es así que móviles de la Policía de la Ciudad de las comisarías 40, 36 y Gendarmería guiados por los operadores del Centro de Monitoreo, se dirigieron a Rodó y Medina, donde montaron un operativo cerrojo, logrando cercar al vehículo. Al ver que no tenía escapatoria el delincuente salió del rodado, arrojó una campera al asfalto e intentó escapar a la carrera, pero fue rápidamente capturado por los agentes policiales.

Mientras se identificó al delincuente, los oficiales requisaron la totalidad de la mercadería sustraída compuesta de sesenta y un mil cajas de distintos tamaños y productos cuyo valor estimado fue de doscientos cincuenta mil pesos. A su vez se encontró un inhibidor de señal de radiofrecuencias, un Nextel en el interior de la campera descartada por el ladrón y una pistola de plástico.

Personal de la empresa se apersonó en el lugar e indicaron que el detenido había participado de un hecho idéntico en marzo pasado y habían sido atrapados por personal de la Comisaría 44 de Policía de la Ciudad y que el entonces juzgado interventor había caratulado la causa como «robo a mano armada a automotor y posterior hallazgo».

Este hecho caratulado como “robo y privación ilegítima de la libertad en modalidad piratería del asfalto” quedó a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 5, quien ordenó el traslado del delincuente a la Comisaría 40° de la Policía de la Ciudad.