Marcelo Longobardi escapó de un intento de robo en Panamericana

738

Marcelo Longobardi logró escapar de un intento de robo en Panamericana a la altura de Cardales. El periodista contó que el sábado por la noche chocó con su vehículo contra un bloque de cemento arrojado por un grupo de delincuentes, pero resistió el impacto y eso le permitió escapar: «Tuvimos suerte porque le pegamos y seguimos. Si no lo ves, volcás. Es una modalidad criminal, peligrosísimo».

En diálogo con el sitio Infobae detalló que frenaron a 500 metros de donde habían impactado y ahí fue cuando vieron cómo asaltaban a los autos que venían detrás: «No llegaron hasta donde estábamos nosotros. Vimos como los de atrás chocaban y eran asaltados. A un hombre le robaron la plata, el teléfono y hasta las zapatillas».

Su noche terminó a las cuatro de la mañana cuando se vio obligado a dejar la camioneta en una estación de servicio y buscarla al otro día porque no pudieron repararla en el momento: «Se rompió la rueda, la llanta, todo. No podíamos sacarla para cambiarla».

Sobre lo que le sucedió, aclaró que «no es una modalidad nueva» sino que esa misma noche todos los que lo auxiliaron le dijeron que «ocurre habitualmente». Y ejemplificó: «Pasa en el camino del Buen Ayre, pasó con un muerto en el ramal pilar de la Panamericana, pasa en la autopista Buenos Aires-La Plata».

Esto lo comprobó él mismo minutos después de haber impactado contra la estructura de cemento: «Los autos que nos pasaban por al lado nos decían que nos fuéramos porque nos iban a afanar».

El periodista fue primero ayudado por un móvil de la Panamericana y luego por la Policía que, según describió, «llegó con poco ánimo». Longobardi estaba acompañado por sus hijas, su esposa y una tía de su esposa.

En febrero ya había sido víctima de otro hecho de inseguridad, cuando fue abordado en Libertad 1340 por un motochorro que lo tomó del cuello y le sustrajo su reloj.