El jefe de la Policía de la Ciudad quedó detenido en la causa por coimas

505

El suspendido jefe de la Policía de la Ciudad, comisario general José Pedro Potocar, quedó detenido esta mañana en los tribunales porteños tras presentarse espontáneamente ante el juez porteño Ricardo Farías, quien tiene a su cargo la investigación por el supuesto pago de coimas por parte de comerciantes a los policías de la comisaría 35a.

Potocar se presentó en el Juzgado a cargo de Ricardo Farías, para hacer una presentación espontánea tras el pedido de detención en su contra del fiscal José María Campagnoli por supuesta corrupción.

«Estoy yendo a Tribunales, me encuentro a pocas cuadras del Juzgado», dijo Potocar en diálogo con radio Mitre, antes quedar detenido. Y, entre sollozos, agregó: «No voy a quedar detenido porque voy a hacerme respaldar por todos porque soy Policía. Estuve en en otros países, en Japón, Estados Unidos, Alemania y Francia, y hay respeto y consideración por el policía».

Potocar quedó en enero último al mando de la Policía de la Ciudad pero el sábado pasado el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, lo suspendió en forma preventiva al trascender que era investigado por Campagnoli.

La causa comenzó en 2015, antes de la creación de la Policía de la Ciudad, cuando vecinos del barrio porteño de Núñez denunciaron que desde la comisaría 35 les pedían contribuciones monetarias a cambio de protección.

Por entonces, Potocar estaba al frente de la Dirección General de Comisarías de la Policía Federal.

Hoy, cuando se le preguntó al suspendido jefe de la Policía de la Ciudad qué prueba podía tener en su contra Campagnoli, contestó: «Absolutamente ninguna; no hay ningún elemento para pedir mi detención».