La Cámara decretó el procesamiento de dos policías por el robo del milenio

514

Conforme a lo solicitado por el fiscal subrogante de la Fiscalía Criminal y Correccional N°45, Eduardo Enrique Rosende, la Sala VII de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional revocó la resolución del juez de grado y decretó el procesamiento sin prisión preventiva del ex subcomisario y el ex cabo de la Policía Federal Argentina, Marcelo Aristóbulo Amarilla y Omar Jacobo Mikic, por su intervención al robo de la sucursal del Banco Macro, ubicada en Callao 268, ocurrida el 6 de marzo de 2010.

Los camaristas también confirmaron el embargo sobre sus bienes, por $30.200.000, y ordenaron el auto de falta de mérito respecto de Eduardo Enrique Rapa, otro de los sospechosos.

El fiscal Rosende había apelado los sobreseimientos dispuestos por la jueza interinamente a cargo del Juzgado Criminal y Correccional N°21, Alicia Iermini, el 19 de octubre de 2016. En su presentación, el representante del Ministerio Público Fiscal consideró que “los sobreseimientos dispuestos sólo se sustentan en los descargos (desnudos de todo elemento objetivo que los sostenga) de los acusados”

Ahora, los jueces de la Sala VII, Juan Esteban Cicciaro, Mauro Divito y Mariano Scotto, decidieron revocar la resolución de la jueza Iermini y ordenar el procesamiento de los imputados, en orden al delito de robo agravado por su comisión en poblado y en banda y por resultar Mikic y Amarilla miembros de una fuerza de seguridad, al tiempo que trabaron embargo sobre sus bienes por la suma de $30.200.000.

Por otra parte, y en relación a Eduardo Enrique Ripa -quien fuera señalado como integrante del grupo que ideó y desarrolló el hecho- los jueces consideraron que debía dictarse la falta de mérito hasta tanto se pueda acreditar si mantuvo comunicaciones con Mikic y con los demás perpetradores.

Pasadas las 22.00 horas del 6 de marzo, cinco personas aprovecharon que el sereno de la Escuela Superior de Higiene y Seguridad Industrial –que funcionaba arriba del banco- había pedido una pizza. Así, lo tomaron de rehén junto a su hijo y una persona en situación de calle que dormía en la puerta.

Los delincuentes hicieron un boquete que les permitió acceder a la sucursal bancaria, al tiempo que anularon la alarma silenciosa –que debía sonar en la Comisaría 5ª- y modificaron los ángulos de las cámaras de seguridad. Así, con tranquilidad, violentaron las 256 cajas de seguridad que tenía la entidad, para darse a la fuga con el contenido de 99 de ellas, alrededor de las 7 de la mañana del domingo y tras dejar un mensaje: “No será el robo del siglo, pero sí el del milenio”.

La relación de Amarilla y su chofer Mikic con el hecho se descubrió a raíz del análisis de las cámaras de seguridad de un estacionamiento –situado a unos 100 metros del lugar del hecho, en Sarmiento y Riobamba- que los registró en la zona del hecho, cuando ese día tenían franco. Además, se los observa portando el equipo de trunking, lo que hace presumir que escuchaban las comunicaciones policiales y advertían a los perpetradores de lo que ocurría afuera.

Por el episodio, la justicia había procesado a Rolando Martín Quiroga Zoryez, Rolando Pedro Quiroga Pardo y Elbio Emanuel Techera, pero restaba establecer la intervención de los efectivos policiales en el hecho. Asimismo, aún hay seis personas sin individualizar que habrían participado en el robo.