El acusado por el doble crimen de Punta Lara pidió declarar

884

Hugo Hidalgo, detenido por el doble femicidio de madre e hija, halladas enterradas en una casa de Punta Lara a principios de febrero pasado, pidió declarar ante la Justicia, informaron hoy fuentes judiciales.

Mediante un escrito, el abogado defensor, Lucas Alberto Bianco, pidió que se convoque a Hidalgo a declarar en el marco de la causa iniciada por los femicidios de Maruja Chacón Pérez (50) y de su hija, Shirley Cielo Barrientos (15), que lleva adelante el fiscal Marcelo Romero.

En declaraciones a la prensa, Bianco explicó que su cliente «va a declarar porque tiene que empezar a defenderse» y manifestó que «seguramente en las próximas semanas habrá un giro en la investigación», ya que Hidalgo «es un nuevo karateca Martínez», en referencia a Osvaldo Martínez, el acusado del cuádruple crimen de La Plata cometido en 2011, quien fue finalmente absuelto.

El pedido de indagatoria de Hidalgo fue confirmado por el fiscal Romero, quien consideró respecto de la comparación realizada por el letrado que » «todo imputado tiene derecho a objetar el trabajo del fiscal y se presume inocente hasta que se demuestre lo contrario».

No obstante, añadió Romero, «hasta ahora todas las pruebas lo comprometen».

Hidalgo está acusado de haber asesinado a Pérez y Barrientos (15), ésta última enterrada viva, en una casa de Punta Lara, Ensenada.

Tras el hecho, el Hidaldo se fugó aunque fue detenido el 14 de febrero en la localidad de Puerto Esperanza, en la provincia de Misiones, por efectivos de Gendarmería Nacional.

Para Romero, existen pruebas suficientes para sospechar que el acusado asesinó a las dos mujeres “ejerciendo violencia inusitada”, por la cantidad de puñaladas que recibieron además de haber enterrado viva a la adolescente, tal como informaron los profesionales que practicaron la autopsia.

El imputado afronta cargos por “homicidio cuádruplemente calificado por ensañamiento y alevosía, por el vínculo y con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se ha mantenido una relación (con respecto a Chacón Pérez), y homicidio calificado por haber sido cometido con ensañamiento y alevosía (en referencia a Barrientos) en concurso real”, para los cuales se prevé una pena máxima de 50 años.