Un pizzero fue asaltado en La Matanza cuando repartía una pizza por un delincuente que le robó su auto y se llevó a su hija de seis años en el asiento trasero, aunque luego la liberó una cuadra más adelante sana y salva y la niña volvió corriendo al encuentro con su padre.

Fuentes policiales dijeron que el hecho ocurrió cerca de las 22.30 de anoche en la calle Pampa 3800, de la localidad bonaerense de San Justo, en el oeste del conurbano, y el auto del pizzero fue finalmente hallado en proximidades de una villa de La Matanza.

Según los investigadores, todo comenzó cuando el hombre decidió ir a entregar una pizza a bordo de su auto Fiat Uno y le pidió a su hija de seis años que lo acompañe.

El pizzero llegó a la casa de Pampa al 3800 y bajó para entregar la pizza, por lo que dejó la puerta abierta de su vehículo con la niña sentada atrás.

En ese momento, apareció un joven que se subió al vehículo, lo puso en marcha y huyó, sin darse cuenta que en el asiento trasero estaba la niña.

«Fue un momento horrible porque la nena gritaba ‘papá, papá’. Gracias a Dios está bien porque la bajó a una cuadra y volvió corriendo al reencuentro con su padre», contó esta mañana una testigo del hecho.

La policía más tarde encontró el auto Fiat estacionado en las inmediaciones de la Villa Puerta de Hierro en el mismo partido bonaerense.

El caso fue denunciado en la comisaría noroeste primera de San Justo, donde se instruyeron actuaciones por «robo de automotor», con intervención de la UFI 8 de La Matanza.

En un hecho similar, el 29 de enero pasado en Ramos Mejía, dos delincuentes robaron el auto a una mujer, a quien obligaron a bajarse y se llevaron a su bebé de cuatro meses en el asiento trasero.

Cuando descubrieron que estaba el bebé, a unos cien metros de donde había ocurrido el robo, los delincuentes lo arrojaron a la calle.

Tres días atrás, la policía detuvo en el complejo habitacional «Fuerte Apache» a tres jóvenes sospechados de ser los responsables de ese hecho.