Desbaratan a la banda de «Las tres rosas» que operaba en la villa Zabaleta

2171

Doce personas fueron detenidas acusadas de integrar una banda narco dirigida por un grupo familiar que comercializaba drogas en la Villa Zavaleta, del barrio porteño de Barracas, y que protagonizó varios enfrentamientos con efectivos de la Policía Federal y la Gendarmería Nacional, informaron hoy fuentes policiales.

El operativo fue ideado con el fin de sorprender a los «soldaditos» de la banda -encargados de alertar a los líderes narcos de la llegada de la policía- de tal modo que la irrupción a la villa se realizó a través de un grupo de efectivos que irrumpió por tierra y otro que, simultáneamente, lo hizo en un bote a través del Riachuelo.

Durante el procedimiento, la Policía de la Ciudad secuestró 15 ladrillos de marihuana, cinco ladrillos y 4.000 dosis de pasta base, 1.290 envoltorios de cocaína, 580 envoltorios de marihuana y gran cantidad de elementos de corte.

También hallaron una escopeta, dos revólveres y 350 municiones, junto a siete balanzas de precisión, 56 celulares y 250.000 pesos.

Según los investigadores, «La banda de las tres rosas» estaba liderada por una familia que dominaba el territorio por medio de la violencia e incorporando a muchas personas a su actividad criminal.

La organización tiene en su haber varios enfrentamientos armados con grupos rivales de la zona por el dominio del negocio y también tiroteos con personal de Prefectura y de la Policía Federal.

La banda contaba con una estructura desarrollada en todo el asentamiento, ya que los cabecillas dirigían las acciones, los “soldaditos” vigilaban distintos puntos estratégicos alertando sobre posibles peligros, los cuidadores almacenaban la mercadería en casas abandonadas o cuartos alquilados, los fraccionadores la dividían y finalmente los vendedores la comercializaran al menudeo.

También contaban con varios vehículos con los que viajaban al norte del país para comprar la droga proveniente de Bolivia y Paraguay, y botes tipo gomones o semirrígidos con los que navegaban por el Riachuelo.

Para evitar la fuga de los cabecillas de la banda, la policía cubrió todas vías de escape, para lo cual rodeó con efectivos de infantería y vehículos particulares los alrededores y los pasillos de la villa.

En total 12 personas fueron detenidas, 10 hombres y 2 mujeres, uno de nacionalidad uruguaya y los demás argentinos.

La causa está a cargo del juez Federal 2, Sebastián Ramos, quien indagará a los detenidos en las próximas horas.