Micaela, la joven de 19 años que era buscada acusada de haber participado en el crimen de Guillermo Pelisch, el hombre degollado el domingo dentro de su auto Mercedes Benz en el barrio porteño de Flores, fue detenida este lunes.

Fuentes policiales informaron a Online911 que Micaela fue detenida por efectivos de la Comisaría 50 de la Policía de la Ciudad en plaza Once.

Esta mujer quedó vinculada al homicidio a partir de los dichos de testigos, entre ellos su propia madre, y el hallazgo de ropas ensangrentadas en el hotel donde residía, al igual que su supuesto cómplice, indicaron.

Pelisch (55) había ido a visitar a una amiga suya que reside en dicho hotel situado en la calle Fray Cayetano Rodríguez al 300, a una cuadra de Plaza Flores, y que a metros de la entrada del mismo fue degollado en el interior de su Mercedes Benz E200 en el que había arribado.

Por su parte, María Segunda Schoo, la amiga de Pelisch contó a la prensa que éste la había ido a visitar por el Año Nuevo y que cuando ella salió a la calle a saludarlo lo vio aun con vida pero con el cuello cortado y con «la cara desfigurada con un hierro».

«Pude subirme con él a la ambulancia. Me puso al lado de él, le di la manito y le dije ‘no te vas a morir, no te vas a morir´. Pero llegó al hospital (Alvarez) y murió», recordó la mujer.

«A mi amigo no me lo van a devolver más», dijo la amiga de Pelisch, que se excusó de dar detalles sobre quiénes pueden ser los autores del crimen: «Eso está en manos de la Justicia. No puedo decir nada.» «Yo quiero Justicia. No se puede vivir así», añadió.