Al menos 53 heridos y un hombre perdió un ojo en los festejos de año nuevo

1195

Al menos 26 menores y 27 adultos sufrieron quemaduras o lesiones de distinta gravedad por mal uso de pirotecnia o impacto de corchos en la ciudad de Buenos Aires en los festejos de Año Nuevo, informaron hoy fuentes oficiales.

Entre los casos más graves que la guardia del hospital del Quemado de la ciudad de Buenos Aires debió atender esta madrugada se encuentran el de un hombre que perdió un ojo por una bengala y el de un nene de 7 años que sufrió quemaduras extensas en su cuerpo por la explosión de una caja de pirotecnia que trasladaba el adulto que lo acompañaba.

La médica Miriam Miño, de ese centro sanitario, afirmó en conferencia de prensa que “por lesiones por pirotecnia esta madrugada se atendieron en el hospital del Quemado 11 varones y 2 mujeres, de los cuáles debieron quedar internados un adulto que perdió un ojo y un niño con quemaduras extensas”.

“Venimos registrando una disminución de casos, este año fueron 7 menores y 6 adultos, así que creemos que las campañas de prevención sobre el uso de pirotecnia están siendo efectivas; de todos modos cualquier caso como los que vemos tiene que llamarnos a tomar conciencia”, agregó.

Dos menores de edad y siete adultos debieron ser operados esta madrugada en el hospital de Oftalmología Santa Lucía de la ciudad de Buenos Aires por distintas lesiones en sus ojos causadas por pirotecnia o impacto de corchos.

El jefe de Guardia del Santa Lucía, Fernando Pellegrino, afirmó en conferencia de prensa que “esta madrugada en la guardia de este centro oftalmlógico 32 pacientes debieron ser atendidos, de los cuales 16 eran menores que presentaban heridas de distinta consideración; aunque los más graves fueron dos niños y siete adultos debieron ser operados”.

“Los nueve casos quirúrgicos tienen pronóstico reservado, son graves y podrían dejar secuelas; cuatro personas fueron atendidas por heridas de estallidos directos de pirotecnia”, advirtió.

Tres menores y cinco adultos debieron ser asistidos esta madrugada en el hospital Pedro Lagleyze por distintas lesiones en sus ojos causadas por el mal uso de pirotecnia o impacto de corchos, aunque ninguno de los casos requirió de intervención quirúrgica.

La médica Laura Turovetzky de ese centro sanitario porteño afirmó en conferencia de prensa que “esta madrugada ingresaron en este hospital tres menores y cinco adultos con distintas lesiones causadas por pirotecnia o corchos, ninguno revistió gravedad y el único que estuvo unas horas internado ya fue dado de alta”.

“Tuvimos menos consultas que en Navidad y muchas menos que en años anteriores, estamos gratamente sorprendidos y creemos que se debe haber generado conciencia”, completó la médica.