Un joven que trabajaba con su moto como delivery de una heladería de la zona céntrica de la ciudad bonaerense de Baradero murió al ser atropellado por un auto conducido por un efectivo de Prefectura Naval, que estaba alcoholizado.

El accidente se produjo cerca de la medianoche en la esquina de las calles Bulnes y Thames donde chocaron una moto y un auto Volkswagen Gol.

Fuentes policiales informaron que a raíz del fuerte impacto murió el repartidor de helados Silvio Amorós.

deliverybaradero2

Al conductor del auto, según los informantes, le dio positivo la prueba de alcoholemia. La fiscalía interviniente dispuso la detención preventiva del prefecto Ismael Petroski, de 24 años, al que le instruyó actuaciones por «homicidio culposo».