Los colectiveros de la empresa Línea 216, que comprende a ocho ramales que recorren todo el oeste del conurbano bonaerense, iniciaron hoy un paro luego de que esta mañana un chofer fue apuñalado cuatro veces en un intento de asalto.

«Es un hecho de inseguridad que pasa a diario. No tenemos cómo asegurarnos, no hay patrulleros, no hay seguridad», denunciaron hoy los trabajadores de la empresa, quienes además reclamaron mayor seguridad y «que se haga cargo el Estado».

El ataque es el segundo que se produjo este fin de semana, dado que ayer en una situación similar fue apuñalado un conductor en la localidad de Vicente López, donde también los trabajadores realizaron una huelga para pedir mayor seguridad.

El incidente de hoy, en Moreno, se produjo esta madrugada cuando «le quisieron sacar el celular» a un chofer «y al no tener nada le dieron cuatro puntazos», por lo que fue trasladado al hospital Brandsen de Ituzaingó, donde tuvo que ser asistido con oxígeno y quedó internado, dijeron delegados sindicales.

«A la madrugada van todos borrachos, drogados, no quieren pagar el boleto, no quieren cargar la SUBE, te tiran botellazos, piedrazos, te agreden», detalló uno de los colectiveros en declaraciones a Crónica.

A su vez, denunciaron que hay una «zona liberada en todos lados después de las 4», lo cual genera que «cada vez que abrís la puerta tenés miedo».

«Acá, por más que hablemos, el que se tiene que hacer cargo es el Estado», afirmó uno de los choferes.

El asalto de esta mañana se suma al que se registró el viernes a la noche con a un conductor de la línea 203, que fue apuñalado en la cabeza y en el pecho por un pasajero que no tenía crédito en su tarjeta SUBE, tras lo cual sus compañeros también iniciaron un paro por 24 horas. En esa oportunidad, el ataque ocurrió pasadas las 21 en el ómnibus que cumple el recorrido desde Puente Saavedra, en Vicente López, hasta la localidad de Pilar, en el norte del Gran Buenos Aires. El delegado Luis Alberto Cruz señaló ayer que «uno no puede seguir así porque es terrible, el otro día uno atacó con un machete y ahora éste que sin mediar palabra ataca a un chofer»