Un grupo de vecinos detuvo a un joven delincuente que intentó robarle a una persona en Longchamps, pero decidieron reducirlo, filmarlo y amenazarlo, mientras llegaba la policía bonaerense.

Así puede verse en un video, donde el ladrón, un chico joven, está atado de pies y manos, mientras un vecino le graba la cara al grito de «escrachalo».

La gente que estaba en el lugar le gritaba : «Levantá la cabeza, puto, que te vean la cara, te van a matar». Entre otros gritos también le dijeron que, una vez que caiga en prisión, iba a ser violado.