El director ejecutivo de Barrick reconoció su responsabilidad en el derrame

420

El director ejecutivo en la Argentina de la empresa canadiense Barrick Gold reconoció que el derrame producido el 8 de septiembre en la mina Veladero es responsabilidad de la compañía, aunque lo calificó como “un incidente muy menor dentro de los incidentes que en general ocurren en la industria minera”.

Juan Bautista Ordoñez es la máxima autoridad de Barrick en Argentina y en una entrevista que publican hoy el Diario de San Juan y el Diario La Nación de Buenos Aires, reconoció que el accidente “no debería haber sucedido si se hubieran hecho a tiempo las obras que les exigía la provincia”, en referencia a la exigencia de elevar la altura de las bermas que protegen el valle de lixiviación de un derrame.

“Decididamente algo falló, porque tuvimos un nuevo incidente. Fue mucho menor que el anterior y ni yo ni la compañía queremos minimizar lo que pasó, sino dimensionar. Fue un incidente muy menor dentro de los incidentes que en general ocurren en la industria minera, pero no debería haber sucedido”, dijo el ejecutivo.

Explicó que “un trozo de hielo de aproximadamente una tonelada y media cayó por una ladera e impactó en una cañería que lleva solución con mezcla de cianuro, oro, plata y cal, produjo un desacople en las juntas de esa tubería y por allí empezó a fluir esa solución”.

Aclaró que no fue líquido lixiviante el que escapo de la zona protegida, sino que “el flujo de líquido produjo que material que está dentro del valle de lixiviación, es decir piedra, sobrepasara los límites del valle y se depositara fuera de la berma, aproximadamente 45 metros cúbicos. No fue líquido, sino piedra”.