Enrejan una autopista para frenar los robos

825

Ante la ineficacia de los controles policiales y los robos recurrentes en la salida de Rosario por la autopista a la ciudad de Córdoba, el gobierno santafecino decidió en las últimas horas construir una reja especial de más de tres metros de altura y con una extensión de dos kilómetros para impedir que desde un asentamiento precario arrojen piedras u otros objetos a los automovilistas para después asaltarlos.

La decisión se tomó ante la repetición continua de robos a los conductores de vehículos que entran o salen por el sector oeste de esta ciudad. Desde hace unos cinco años, la superficie que ocupa un asentamiento irregular se multiplicó varias veces y empezaron a sucederse robos a quienes toman la ruta a la ciudad de Córdoba, publica el diario La Nación.

El Ministerio de Seguridad dispuso la custodia permanente en el lugar con dos patrulleros, pero esta vigilancia no frenó los robos, que en la mayoría de los casos se producen cuando arrojan piedras a los autos, y tras detenerse son asaltados. También se instaló un alambrado perimetral. La salida que ahora encontró el gobierno provincial es levantar una pesada reja de más de tres metros de altura, similar a la que hoy existe en la autopista Illia, en la ciudad de Buenos Aires, para controlar los ataques desde la villa 31.

El cerramiento se realizará con una reja electroforjada de 12 kilogramos por metro cuadrado conformada por planchuelas horizontales. El cerco llevará parantes cada tres metros y los paneles de reja deberán estar amurados a los parantes sujetos con dos bulones de seguridad tipo «anti vandálico».

En el Ministerio de Seguridad creen que detrás de estos recurrentes asaltos hay una organización que se dedica a estos delitos contra los automovilistas.

La fiscal Verónica Caíni ordenó realizar una serie de allanamientos en el barrio Santa Lucía la semana pasada. En total se allanaron ocho viviendas y se secuestraron gran cantidad de efectos personales: celulares, computadoras, ropa y tarjetas verdes de varios automóviles. También secuestraron un pistola calibre 9 mm, una pistola Bersa calibre .22, un arma de fabricación casera llamada tumbera, una escopeta 14