El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, advirtió hoy que están dispuestos a «sacar a quien sea» de la Policía y que nadie «tiene paraguas ni está cubierto», luego de que se conociera el apartamiento de más de 1.600 agentes de esa fuerza por irregularidades.

De todas formas, aclaró que no se trata de «una purga» sino de «una reforma policial» y destacó que «hay excelentes profesionales» dentro del cuerpo de seguridad provincial.

«No me tiembla el pulso para iniciar los sumarios y sacar de la Policía a quien sea. Nadie tiene paraguas, nadie está cubierto», aseveró.

En declaraciones a radio La Red, Ritondo contó que actualmente llevan realizados 4.133 sumarios y 474 investigaciones preliminares, por lo que destacó el trabajo de Asuntos Internos de la fuerza.

Ayer, la gobernadora María Eugenia Vidal reveló que en lo que va de su gestión fueron apartados más de 1.600 agentes de la Policía bonaerense bajo la investigación de haber cometido alguna irregularidad en sus funciones.

«Dijimos desde el inicio que el que mancha el uniforme se va, y eso es una realidad. No se trata de una purga sino de una reforma policial. Acá hay buenos policías, excelentes profesionales, y también malos. Y no podemos meterlos a todos adentro de la bolsa», señaló Ritondo.

Además, rechazó que esos agentes tengan que seguir activos «por el miedo que algunos plantean de que si se van, van a seguir delinquiendo» y advirtió que «no pueden delinquir vestidos de policías».

En ese marco, destacó el trabajo que vienen realizando en contra del juego clandestino, y reveló que se descubrió que un comisario que ejerció hasta 2014 estaba al frente de las apuestas ilegales en la localidad bonaerense de Bolívar.

«Si cualquier policía o cualquier funcionario está manchado por un acto de corrupción, como dijo la Gobernadora, se va«, aseguró.