El intendente de Pinamar, Martín Yeza, fue víctima de un confuso hecho de inseguridad luego de que desconocidos forzaran su auto y deslizó que se trató de una intimidación.

Según denunció Yeza, el hecho ocurrió este miércoles en la madrugada, alrededor de las 7.30. “Forzaron la puerta, pero no se llevaron nada», dijo.

Luego, deslizó sospechas: «Lo mas llamativo es que es el único auto de todo el barrio al que le hicieron esto”.