Para la Ministra el índice de secuestros bajó

818

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró que en lo que va de 2016 la cantidad de secuestros ha sido inferior a los hechos registrados durante el mismo período del año pasado.

«Tenemos una disminución pero aumentó mucho la repercusión de los secuestros, han vuelto a ser un tema», dijo la ministra.

Bullrich detalló, con cifras del Ministerio Público, que durante enero y mayo de 2015, hubo 137 secuestros; y que durante el mismo período de 2016, hubo 115 casos.

Sostuvo que la mayoría de los casos tienen que ver con bandas con antecedentes de robo a mano armada y con «alto nivel de operación en el que operan en el delito común y que ahora han tomado esta modalidad».

«El secuestro es de alta preocupación social, genera mucha incertidumbre y desazón, tiene que ver con esta forma de variación que hace el delito, aparece en entradera, de golpe es un secuestro express», afirmó Bullrich.

Según la estadística brindada por la funcionaria, en la provincia de Buenos Aires hubo una disminución de casos de secuestro en un 27,4% y un aumento en la Ciudad del 25%.

«El total de la disminución en CABA y la Provincia es del 19,1%», aseguró. Sin embargo, volvió a subraya que «la exposición (mediática) ha sido muy elevada».

Además, agregó que es un tema que «preocupa» y que se está trabajando para que no haya ningún caso, como por ejemplo con las «brigadas anti-secuestro» en las calles porteñas.

La exposición de la ministra fue en el marco de su primer informe de gestión, que se realizó este mediodía en la Comisión Bicameral de Fiscalización de órganos y Actividades de Seguridad Interior, que preside el diputado Sergio Massa.

Adelantó un plan de su cartera para que la Policía Federal deje «de ser una fuerza de comisarías» y anunció que el Gobierno prepara una reforma de esa institución para que se convierta «en una fuerza de investigaciones complejas, que tenga menor nivel de territorialidad y que se dedique a delitos federales, con analistas y una buena policía científica», para que las policías locales se ocupen de la seguridad ciudadana.

El líder del Frente Renovador señaló que le acercaron un proyecto a la ministra para que se sancione una ley de «geolocalización», con el objetivo de lograr una localización de las bandas de secuestradores, «con un trabajo de seguimiento de celulares, sin las trabas de las compañías de celulares».

Por su parte, la senadora Anabel Fernández Sagasti, del Frente para la Victoria, indagó a la funcionaria respecto a una iniciativa oficial para traspasar las escuchas telefónicas a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

«No tengo información oficial que sea así», respondió Bullrich. Aunque reconoció que existe «un problema enorme con situaciones de riesgo» en torno a las escuchas.

Adelantó que hay en danza un proyecto de creación de un «protocolo de respuesta de las compañías de celulares», ante los requerimientos de la Justicia.