La ruta de los dólares falsos: cae una banda que traía billetes de Perú

    1388

    Una banda internacional dedicada a la impresión, tráfico y distribución de dinero falso desde Perú a la Argentina fue desbaratada por la Policía de la provincia de Buenos Aires, que secuestró más de 130 mil dólares apócrifos, la mayoría de ellos ocultos en un cambiador de bebé, y clorhidrato de cocaína, entre otros elementos.

    Según informaron fuentes policiales a Online-911, el operativo fue llevado a cabo por efectivos de la Subdelegación Pilar de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado, que realizó siete allanamientos, la mayoría de ellos en domicilios de la ciudad de Buenos Aires.

    [av_gallery ids=’23026,23027,23028,23029′ style=’thumbnails’ preview_size=’portfolio’ crop_big_preview_thumbnail=’avia-gallery-big-crop-thumb’ thumb_size=’portfolio’ columns=’5′ imagelink=’lightbox’ lazyload=’avia_lazyload’]

    De acuerdo a los investigadores, la organización usaba “mulas” que ingresan al país por los pasos fronterizos de las provincias de Salta y Jujuy para traer los billetes apócrifos en ómnibus de larga distancia hacia Capital.

    Luego de una extensa pesquisa, los uniformados detuvieron a dos personas de nacionalidad peruana que llegaron a la terminal de Retiro con más de 100 mil dólares falsos ocultos en un cambiador de bebé y en una almohadilla de descanso.

    En el marco de esta investigación se allanaron otras viviendas de la ciudad de Buenos Aires donde se incautaron, en una de ellas más de 16 mil dólares, y en a otra 17.300, al tiempo que se secuestró clorhidrato de cocaína y se detuvo a otras cuatro personas, todas de nacionalidad peruana.

    Según sospechan los investigadores, esta banda internacional usaba “mulas” para ingresar al país los dólares falsos e insertar esta moneda para venderlos y / o cambiarlos por divisas de origen legal cuyo beneficio económico era girado a Perú y en donde en primera instancia eran imprimidos.

    Luego de efectuar el cambio por dinero argentino, los detenidos utilizaban Casas de Cambio para comprar dólares verdaderos y girarlos sin ningún tipo de observación fiscal a su país de origen.