Casación confirmó condena de 27 años de prisión para «Tractorcito» Cabrera

962

La Cámara Federal de Casación Penal confirmó la condena a 27 años de prisión para Daniel «Tractorcito» Cabrera, el asaltante de bancos y blindados denominado «el rey de las fugas» por sus diferentes escapes de la cárcel y quien llegó a integrar la «superbanda» de Luis «el Gordo» Valor, informaron hoy fuentes judiciales.

En un fallo dado a conocer por el Centro de Información Judicial (CIJ), los integrantes de la sala IV del tribunal, Juan Carlos Gemignani, Gustavo Hornos y Liliana Catucci, declararon «inadmisible» el recurso extraordinario presentado por la defensa de «Tractorcito» contra la confirmación de la sentencia, la cual ya habían ratificado el 30 de noviembre.

De esta manera, los miembros de la sala IV confirmaron por segunda vez la pena impuesta por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 4 de San Martín el 5 de septiembre de 2014, cuando Cabrera fue condenado a la pena unificada de 27 años de prisión por múltiples delitos como robo agravado en poblado, tenencia de arma de fuego, adulteración de documento público y encubrimiento, cometidos en el lapso de más de 20 años.

La única instancia que le queda al famoso ladrón es la Corte Suprema de Justicia de la Nación, adonde puede presentar un recurso de queja para que se revea su sentencia.

Cabrera, que llegó a integrar la «superbanda» de «El Gordo» Valor, inició su raid delictivo a fines de los `80 con asaltos a bancos y camiones blindados y, en 1995, un tribunal porteño lo condenó a 12 años de prisión por el robo a una entidad, pero en 1998 se fugó de la cárcel de Devoto.

En abril de 2000, fue recapturado en la ciudad bonaerense de Tandil, se le imputó el asalto a un blindado ocurrido en Mar del Plata y quedó alojado en la sede central de la Policía Federal.

Pero el 17 de septiembre de ese año, «Tractorcito» se escapó de allí caminando por la puerta principal junto a dos sospechosos del crimen del vicepresidente paraguayo Luis María Argaña.

Por ese hecho, Cabrera nunca fue juzgado porque la causa abierta en su contra y a jefes policiales prescribió, en tanto que tres efectivos fueron sometidos a juicio en 2007 y resultaron absueltos por falta de pruebas.

Dos meses después de la inusual fuga, «Tractorcito» fue recapturado y se le imputó un nuevo robo, esta vez a un banco en Bahía Blanca, por el que lo condenaron a 11 años de prisión.

Además, en otros expedientes se lo sentenció dos veces por falsificación de DNI.

Por estos y otros hechos, el 28 de diciembre de 2005 el Tribunal Oral número 1 de Mar del Plata le sumó todas las condenas y las unificó en 33 años de prisión, pero Cabrera apeló y en febrero de 2008 la Cámara de Casación Penal falló a su favor.

Los camaristas le redujeron la sentencia a 25 años al considerar que, al aplicarle la denominada «Ley Blumberg», que permite condenas de hasta 50 años de prisión, se violó «el principio a la humanidad de las penas» y suponía «una forma retardada de sentencia de muerte».

Para los jueces, el imputado fue condenado cuando aún no estaba vigente esa ley, y por lo tanto, la norma que regía, fijaba el máximo de 25 años.

«Tractorcito» volvió a fugarse por tercera vez, en este caso de la Unidad Carcelaria 19 de Ezeiza, donde estuvo custodiado por el Servicio Penitenciario Federal (SPF) hasta la semana del 20 de junio de 2008, cuando abandonó su celda para una salida transitoria, pero nunca más volvió.

Cabrera fue recapturado tras 20 meses prófugo, en febrero de 2010, cuando se hallaba junto a otros tres hombres en dos autos en la localidad bonaerense de El Palomar y la Policía le secuestró una gran cantidad de armas.

En 2014, «Tractorcito» recibió dos nuevas condenas: en febrero un tribunal de Mar del Plata le unificó la pena anterior con la causa de la tenencia de arma correspondiente a su última detención y le dio 26 años, en tanto que en septiembre el Tribunal Oral Federal 4 de San Martín dictó una nueva sentencia por «adulteración de documento público» y volvió a unificar todo en 27 años.