River-San Pablo: secuestran comida en mal estado

1239

 

En la previa del partido River-San Pablo por la copa Libertadores se realizó un operativo en las inmediaciones del estadio monumental para controlar venta ilegal de comidas. Muchas de las parrillas cuentan con habilitación pero hay otras que intentan instalarse sin cumplir ningún requisito de seguridad ni salubridad.

La comisaria 51 incautó varias parrillas ilegales pero una llamó poderosamente la atención cuando abrieron las conservadoras de telgopor y encontraron ganchos de chorizos y hamburguesas en descomposición con un olor nauseabundo.

También encontraron pan duro, aderezos y la típica salsa criolla. Los dueños de las parrillas ilegales congelan la mercadería que sobra de un partido y la guardan para el próximo encuentro sin respetar ningún protocolo de higiene. En este caso gran parte de los chorizos y las hamburguesas estaban “marcadas”, así se llama a la mercadería cuando está a media cocción, esta técnica se utiliza para poder vender más cantidad en el menor tiempo posible cuando termina el partido. Lo que sobra, ya cocinado, se guarda para la próxima semana.

Generalmente las parrillas que se arman en la calle no tienen heladeras y utilizan conservadoras con botellas de agua congelas para mantener fría la mercadería. En este caso se puede ver la falta de higiene en las heladeras improvisadas de telgopor. Además se ve a simple vista un liquido producto de la mezcla entre agua y sangre que desprendía un olor nauseabundo.

Tanto la camioneta como la parrilla y la mercadería fue secuestrada por la Policía Federal y entregada a bromatología de la Ciudad de Bueno Aires. El operativo estuvo a cargo del comisario Hector Raúl Palacio, titular de la comisaria 51.