Citaron a indagatoria a Giordano por ocultar bienes en un proceso de quiebra

761

La justicia dispuso convocar a Roberto Giordano a prestar declaración indagatoria, en función del pedido de la fiscal María Paula Asaro y del fiscal general Carlos Gonella, titulares de la Fiscalía de Instrucción N°49 y de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), respectivamente. También, deberán comparecer frente al juez Gustavo Miguel Pierretti, a cargo del Juzgado de Instrucción N°33, más de diez personas, entre quienes se encuentran familiares cercanos y otras personas del entorno íntimo del peluquero.

La citación se enmarca en la causa en la que se investigan el presunto ocultamiento de activos por parte de Giordano a los acreedores de su quiebra. En concreto, se le imputa haber sustraído bienes de su patrimonio para evadir el pago de las deudas -principalmente, laborales- verificadas en su quiebra, publica el sitio fiscales.gob.ar.

La causa se había iniciado en virtud de la denuncia formulada por la jueza a cargo de la quiebra, Julia Villanueva, que remitió testimonios de las actuaciones en ese expediente a la justicia penal. La causa quedó radicada en el Juzgado de Instrucción N°33, que delegó la investigación a la Fiscalía de Instrucción N°49.

La magistrada fundó la remisión de su dictamen en la actuación pública del imputado, de la cual destacó la “intensidad y magnitud de su actividad comercial”, que resultaría indicativa de “la existencia de un momento económico que cabe presumir millonario, y que claramente no coincide con el acotadísimo acervo afectado a esta quiebra”.

A partir de la denuncia, la Fiscalía N°49 inició una profunda investigación, para la cual contó con la colaboración del Área de Concursos y Quiebras de la Procelac, que coordina Aldana Tomassi.

De acuerdo con lo que surgió de la investigación realizada por los fiscales, Giordano habría sustraído fraudulentamente y ocultado a sus acreedores al menos 17 inmuebles, a través de la utilización de sociedades fantasma y testaferros. Específicamente, se detectó la presunta existencia de sociedades de origen uruguayo en las que participaban en calidad de accionistas o directores sus allegados y testaferros. A estas sociedades, controladas en la práctica por el imputado, se habrían transferido paulatinamente los bienes de su propiedad y los de sociedades en las cuales él era el principal accionista.

Entre los bienes detectados a lo largo de la pesquisa se cuentan inmuebles de gran valor, ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, en un country del conurbano bonaerense y en las zonas más exclusivas de la costa de la provincia. Distintos indicios -presentaciones judiciales y administrativas- del propio Giordano y su familia directa, permitieron concluir a los investigadores que muchos de ellos continuaron bajo la administración del imputado.

Así, los fiscales concluyeron en su presentación que el patrimonio de Giordano sería millonario, a pesar de la mala situación económica aducida en su quiebra.

Entre las personas citadas a prestar declaración indagatoria se encuentra el cuñado del imputado, un escribano que participó en trámites societarios y en distintas escrituras de los inmuebles bajo sospecha.