Investigan si Pérez Corradi dio apoyo logístico a los prófugos

736

El aún prófugo Ibar Pérez Corradi, que está acusado como autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez, integró las empresas Odín Concept, Elaboradores de Productos Biológicos e C&B Building. Ahora los investigadores quieren saber si es cierto que tuvo intereses en una curtiembre de Santa Fe.

Este empresario farmacéutico, cuya captura es prioritaria para el actual gobierno según se anunció, fue detenido por primera vez en octubre de 2008 en el barrio porteño de Palermo por pedido de la DEA que lo acusó de haber enviado a ese país unas 1.500 pastillas de oxicodona, publica el diario Clarín.

En agosto de aquel año se cometió el triple crimen de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35), tras lo cual, Pérez Corradi (38) fue investigado tanto en esa causa como en la de la denominada “ruta de la efedrina” por el hallazgo en Ingeniero Maschwitz del primer laboratorio de drogas sintéticas de Argentina, montado por narcotraficantes mexicanos.

En ese expediente, el médico cirujano Gustavo Ricchiutto declaró que el empresario estaba “muy enojado” con Forza porque éste lo había perjudicado en un negocio de efedrina y que había entregado 100.000 pesos para que lo mataran.

Sin embargo, el empresario nunca estuvo formalmente preso por ninguno de esos dos resonantes casos; en cambio, sí lo detuvieron en 2011 por el caso de la “mafia de los medicamentos”. No obstante, el juez federal Norberto Oyarbide luego lo liberó por errores técnicos en el proceso penal. Se trató de una asociación ilicíta que cometió fraudes mediante provisión de remedios falsos y adulteración de troqueles para cobrar del Estado reintegros indebidos, cuyo líder era, según la causa penal por la que fue detenido, el secretario general del gremio La Bancaria, Juan José Zanola.

Cuando en marzo de 2012 el fiscal del triple crimen, Juan Ignacio Bidone, pidió su captura, las fuerzas de seguridad no pudieron dar con su paradero. En diciembre de ese año, el Tribunal Oral en lo Criminal ( TOC) 2 de Mercedes condenó a prisión perpetua a los hermanos Lanatta y Schillaci como los coautores materiales del triple crimen y a Pérez Corradi.