Córdoba: simularon un control policial y secuestraron a una pareja

    1212

    El matrimonio, dueño de un supermercado de la localidad cordobesa de Malvinas Argentinas –en las afueras de la capital provincial–, regresaba a su casa de la vecina ciudad de Montecristo, cuando en la Ruta 88 fue detenido en un control vehicular. Lo que no sabían las víctimas era que los supuestos policías eran ladrones que los someterían a una larga pesadilla.

    Según publica el diario Clarín, el hecho ocurrió el domingo, pero trascendió ayer. La pareja circulaba en una camioneta Toyota Hilux cuando los asaltantes, vestidos con ropa similar a la de la Policía de Córdoba y con chalecos antibalas que tenían la inscripción de la Fuerza, les indicaron que debían detenerse en la banquina, en las inmediaciones de una planta de carga de la petrolera YPF. Los falsos agentes no tenían un patrullero, pero estaban acompañados de un auto particular.

    Tras saludar a las víctimas y fingir un control de rutina, obligaron a bajar a la mujer y la ataron con un precinto plástico: “Las víctimas denunciaron que en ese momento comenzó un verdadero calvario. La mujer fue llevada por la fuerza hacia su domicilio en la localidad de Montecristo, donde la obligaron a ingresar con sus llaves y desactivar la alarma. Dentro de la propiedad, los asaltantes la golpearon para que les entregue plata, electrodomésticos y otros elementos de valor”, dijo el jefe de la Unidad Departamental Colón, comisario inspector Daniel Barrera.

    Minutos después de que los ladrones huyeran –se llevaron la pick up Hilux y otra Ford Ranger–, la mujer logró liberarse y llamar a la Policía.

    Paralelamente, los falsos agentes que quedaron en la Ruta 88 subieron por la fuerza a su vehículo al comerciante y recorrieron los 25 kilómetros que los separaban de la Capital. “Ya en Córdoba, los delincuentes pasearon al hombre por varios barrios, para desorientarlo, y finalmente cuando se comunicaron con sus cómplices y chequearon que ya habían robado su casa, lo abandonaron”. Desesperada, la víctima pidió ayuda a un vecino pudo llamar a su esposa.

    Los investigadores sospechan que no se trató de un robo al voleo. Creen que los falsos policías habían hecho un trabajo de inteligencia previo, para sorprender a las víctimas cuando regresaban a su casa con la recaudación del supermercado.

    Fuentes del caso explicaron que además se busca determinar si los protagonistas del golpe fueron ladrones que se hicieron pasar por policías o si eran ex agentes de la Fuerza. “No tenemos detenidos, estamos en plena investigación”, señaló ayer Barrera. La causa fue caratulada como “robo calificado y privación ilegítima de la libertad calificada”.