Investigan el asesinato de un dirigente del fútbol paraguayo

1113

Un empresario de nacionalidad paraguaya fue encontrado asesinado con un golpe en la cabeza y un disparo detrás de una oreja en una zanja del partido bonaerense de General Rodríguez, informaron fuentes policiales y judiciales.

Se trata de Enrique Scholler (58), dueño de un aserradero y de campos en su país, además de ser dirigente de la Liga Alto Paraná del fútbol paraguayo, cuyo cadáver fue encontrado ayer en una zanja de la ruta 5 y el cruce de la calle Del Pilar, en el límite entre los partidos de General Rodríguez y Luján.

En principio, los investigadores descartaron que el crimen esté vinculado a un intento de robo, ya que entre sus pertenencias fueron encontrados unos 5.000 pesos, y la principal hipótesis apunta a que se trató de una ejecución de tipo “mafiosa”.

Fuentes policiales informaron a Télam que el hallazgo del cadáver ocurrió cerca de las 8 de la mañana de ayer por vecinos de la zona, que llamaron inmediatamente al número de emergencias 911.

Efectivos de la comisaría 1ra. de General Rodríguez arribaron al lugar, una zona descampada, donde constataron la presencia del cuerpo de Scholler, quien estaba vestido con una chomba, pantalón y una gorra con visera.

Los policías hallaron en los bolsillos del pantalón de Scholler sus documentos y un fajo con unos cinco mil pesos, y los forenses determinaron que el hombre presentaba un fuerte golpe en la cabeza y un balazo detrás de una oreja.
Junto al cadáver, los policías encontraron una pistola calibre 9 milímetros que fue secuestrada para determinar si de ella partió el balazo que le provocó la muerte al empresario.

En principio, la causa por el homicidio recayó sobre la Unidad Funcional de Instrucción 1 de Luján, a cargo de Alejandra Rodríguez, pero por las características del caso, el expediente fue remitido a la Fiscalía de Delitos Complejos del Departamento Judicial de Mercedes, a cargo de Juan Ignacio Bidone, el mismo fiscal que tuvo a su cargo la investigación del denominado “triple crimen” de General Rodríguez.

Una fuente de la investigación aseguró que “todo indica que se trató de una ejecución del tipo mafiosa” y descartó por el momento la hipótesis del robo. Los pesquisas intentaban determinar desde cuándo se encontraba el empresario paraguayo en el país y si había venido por cuestiones laborales.

Por ese motivo, los pesquisas a cargo del fiscal Bidone intentaban determinar los últimos pasos de Scholler y con quién estuvo en las últimas horas antes de ser asesinado, como así también sus actividades en el país. Además, el fiscal aguardaba la autorización para allanar la habitación del hotel, en San Isidro, en el cual se alojaba desde que llegó al país.

En tanto, los vecinos de la zona negaron conocer al hombre tras ser entrevistados por los pesquisas que realizaron un relevamiento en el barrio.