Piden juicio oral para Fariña por evsión

628

La fiscal federal de La Plata Ana Miriam Russo requirió el viernes la elevación a juicio de un caso seguido contra Jorge Leonardo Fariña, de 28 años, acusado como autor del delito de evasión fiscal agravada de los impuestos al Valor Agregado por más de 4,6 millones de pesos y a las Ganancias por 7,7 millones de pesos en el período fiscal 2010.

kybosdg_182x90

Fariña, quien se encuentra detenido en el Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza, está acusado de omitir en las declaraciones juradas a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) los ingresos que, en su alegada calidad de empresario y asesor financiero, le permitieron adquirir el 16 de diciembre de 2010 cinco fracciones de campo en Mendoza por un total de 5 millones de dólares. Según pudo detectar la autoridad impositiva, en la operación Fariña se hizo pasar por comisionista -es decir, que realizaba la maniobra a nombre de otra persona- cuando en realidad era el verdadero comprador. La maniobra le permitió que «tan importante incorporación a su patrimonio» permaneciera «en la penumbra y disimulada», puntualizó la fiscal, quien contó para esta presentación con la asistencia técnica de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), a través de su Área de Delitos Tributarios y Contrabandos, a cargo de Mariela Palese.

En ese sentido, Russo explicó que «mediante la declaración engañosa de que compraba ‘en comisión’, Fariña ocultó maliciosamente la disposición de 5.000.000 dólares y la aplicación de ese importe a la adquisición de fracciones de campo. En virtud de ese ardid, la materia imponible sujeta a tributación quedó oculta, conduciendo a la evasión total del pago de los tributos pertinentes».

Esos inmuebles, luego, fueron escriturados a su nombre el 21 de diciembre de 2012 y, en la misma jornada, vendidos en 1,8 millones de dólares.

«La AFIP advirtió la falta de justificación al incremento patrimonial que significó para el imputado Fariña la adquisición de los cinco inmuebles mencionados, por lo cual infirió, en los términos del artículo 18 inciso f) de la ley 11.683, que los fondos con los cuales efectuó esas adquisiciones provenían de ingresos no declarados por el nombrado», describió la fiscal Russo.

En efecto, esa norma ordena los procedimientos fiscales y aquél artículo prevé los requisitos técnicos para «la estimación de oficio» en la liquidación del gravamen.

Tras la detección de las operaciones inmobiliarias, la AFIP determinó de oficio la deuda -es decir, realizó el «ajuste», tal el concepto utilizado por la autoridad fiscal- de Fariña con relación a los impuestos a las Ganancias y al Valor Agregado «derivado de los ingresos no declarados con los cuales adquirió los inmuebles».

«Los ajustes mencionados, evaluados a la luz de la prueba reunida durante la instrucción de la presente causa permiten concluir que Fariña omitió declarar en relación con el Impuesto a las Ganancias del período fiscal 2010 los ingresos presuntamente gravados que le habrían permitido adquirir los campos aludidos y el débito fiscal en el Impuesto al Valor Agregado de los períodos fiscales integrantes del ejercicio anual 2010 generado a través de los servicios de asesoramiento con cuya contraprestación habría adquirido los mencionados inmuebles», indicó la titular de la Fiscalía Federal N°3 de La Plata.

Por otro lado, la fiscal Russo consideró que aún no se encontraba cerrada la investigación respecto del delito de insolvencia fiscal fraudulenta, que pena a quienes habiendo tomado conocimiento de la iniciación del procedimiento administrativo o judicial tendiente al cobro de las obligaciones tributarias provocare o agravare su insolvencia para frustar su cumplimiento. Por este delito, estaba siendo investigado no solamente Fariña, sino también Roberto Erusalimsky, quien figura como comprador de los cinco inmuebles en la provincia de Mendoza en 1,8 millones de dólares.

Para completar la pesquisa en torno a ese hecho, la fiscal requirió la producción de medidas de prueba y, en el mismo sentido, advirtió que la situación del coimputado comprador aún no se encuentra firme, actualmente bajo estudio de la Cámara Federal de La Plata.

La causa que fue requerida a juicio fue iniciada a raíz de una denuncia de la AFIP por la presunta comisión de los delitos de evasión fiscal y evasión fiscal agravada por el monto respecto del Impuesto a las Ganancias por los períodos 2010-2011, Impuesto al Valor Agregado por el período 2011 e Impuesto sobre los Bienes Personales del período 2010.