Derrame de cianuro: consideran que debe intervenir la justicia federal

200

El fiscal federal Ramiro González, a cargo de la Fiscalía Criminal y Correccional Federa Nº 7, consideró pertinente la intervención de la justicia federal en la causa en la que se investiga el derrame de cianuro que se produjo el domingo 13 de septiembre del corriente en la mina “El Veladero”, ubicada en la localidad de Jáchal, provincia de San Juan, cuya explotación depende de la empresa canadiense Barrick Gold.

0013364304

Para el representante del Ministerio Público, la participación de dicho fuero implica “una garantía para todos los integrantes de la Nación, ya que los magistrados de dicho fuero son los indicados para velar por los intereses concurrentes de las distintas jurisdicciones involucradas”.

Semanas atrás, el Juzgado letrado de Jáchal sostuvo que el fuero federal es incompetente para intervenir en estos hechos ya que “no se encuentra acreditado que el acto, omisión o situación generada hubiera provocado efectivamente degradación o contaminación en recursos ambientales interjurisdiccionales, por lo que estimó que correspondía intervenir a dicho tribual, el cual además se encontraba previniendo”.

En este sentido, el fiscal federal señaló que “no debe pasarse por alto que la mina de Veladero se encuentra ubicada entre 4.000 y 4.800 metros sobre la Cordillera de los Andes, frontera natural entre la República Argentina y la República de Chile (…) por lo que debe considerarse que el derrame producido entre los días 12 y 13 de septiembre del corriente año no sólo se habría dado en el límite nacional con el país vecino, sino que habría afectado cursos de agua como el Río Jáchal, que desemboca en el Río Bermejo, cuyas aguas a su vez desembocan en el sistema de lagunas Guanacache, cuyas aguas finalmente llegan al río Desagudero”. Y agregó que por esa razón se podría ver afectada la interjurisdiccionalidad al estar ante un recurso compartido entre las provincias de La Rioja, San Juan, San Luis, Mendoza y La Pampa.

Ramiro González explicó que en la causa se investiga el comportamiento de diferentes funcionarios públicos de orden nacional, provincial y directivos de la empresa Barrick Gold, y en ese sentido, expresó que “bajo ningún concepto los comportamientos señalados son susceptibles de ser investigados por el magistrado local de Jáchal”, sino que deben ser determinadas por un funcionarios que exceda la competencia local.

“No nos encontramos ante la posible contaminación de la red cloacal por el derrame de sustancias de un pequeño lavadero de autos en la sede de una ciudad, se trata de la posible contaminación de aguas potables con cianuro, que no sólo afectarían la salud de las personas, sino también de todo el ecosistema de la zona”, adjujo el fiscal.

En la causa que tramita ante el fiscal Ramiro González se investiga a funcionarios y directivos de la Barrick Gold por el derrame de cianuro ocasionado por una falla en un conducto utilizado para transportar dicha sustancia a la mina sanjuanina de Veladero, que habría provocado la contaminación del río Jáchal afectando a las provincias de Mendoza y San Luis. El hecho tuvo lugar el pasado 13 de septiembre. Esta causa se inició a partir de la tercera denuncia por la contaminación de aguas en la provincia de San Juan. (fiscales.gob.ar)