Muere al caer de un quinto piso en Saavedra mujer con antecedentes por drogar y robarle a hombres

213
Una mujer con antecedentes penales por haber cometido al menos cinco robos a hombres, entre ellos un futbolista, a quienes sedujo y drogó para desvalijar sus viviendas, murió al caer al vacío desde un quinto piso, mientras era allanado su departamento del barrio porteño de Saavedra, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió el miércoles pasado en la calle Holmberg al 4000, donde un oficial de la Comisaría Vecinal 12 A de la Policía de la Ciudad que recorría dicho barrio se desplazó luego de oír un fuerte ruido proveniente de ese lugar.

Fuentes policiales informaron a Télam que el agente halló a una mujer tirada en el piso y sin signos vitales, tras lo cual se convocó al personal del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) que confirmó el fallecimiento.

Al identificar a la víctima, se constató que se trataba de Sabrina Cynthia Novillo (39), quien utilizaba los alias de “Mica”, “Maru”, “Lorena” y “Camila”, y tenía antecedentes penales por robos a hombres, a quienes seducía y drogaba para luego desvalijar sus viviendas.

De acuerdo a los investigadores, Novillo residía en un departamento ubicado en el quinto piso de un edificio, que era allanado en el marco de una causa por delitos similares.

En circunstancias que aún se intentan determinar, la mujer cayó al vacío desde esa altura.

A raíz de ello, se desplazaron al lugar detectives de la Sub Delegación Departamental de Investigaciones (Sub DDI) de Escobar, que tenía a su cargo la pesquisa, y un oficial de la División Investigaciones de Organización Criminal de la Policía de la Ciudad.

En la escena del crimen se instaló un gazebo de la Unidad Criminalística Móvil de la Policía de la Ciudad, mientras se intentaba dilucidar si Novillo se arrojó intencionalmente del quinto piso.

En agosto de 2020, la mujer había sido procesada con prisión preventiva por el delito de “robo reiterado en calidad de coautora” respecto de cinco hechos sucedidos entre los días 2 y 3 de mayo de 2018; 27 y 28 de junio de 2018; 19 de octubre de 2019; 15 de marzo y 25 de mayo de 2020.

De acuerdo a lo que pudo reconstruir el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 62, a cargo de Patricia Susana Guichandut, el modus operandi de Novillo y sus eventuales cómplices consistía en seducir en boliches o por redes sociales a hombres mayores, casi siempre empresarios y de buen nivel adquisitivo, para ir a sus viviendas y allí drogarlos para robarles dinero y todo tipo de artículos de valor.

Uno de los robos que se le atribuyó a Novillo, con la participación de otra imputada, ocurrió el 25 de mayo de 2020 y la víctima fue un empresario gastronómico de 52 años, a quien con los apodos de “Mica” y “Maru” las mujeres convencieron para que las invite a su departamento del barrio porteño de Recoleta.

Allí bebieron champán, donde drogaron a la víctima con un psicotrópico con efectos sedantes e hipnóticos, y le robaron 70.000 dólares en efectivo, relojes de alta gama, su teléfono iPhone 11 y un auto que usaron para escapar y luego abandonaron.

En otro de los hechos, ocurrido entre la noche del 19 y la madrugada del 20 de octubre de 2019, con los alias de “Mica” y “Martina” sedujeron a un empresario de la construcción de 48 años, en la barra del pub “Moby Dick” ubicado en la Costanera Norte de Palermo, lo convencieron en ir primero a su departamento de Belgrano y luego a su casa del country Nordelta, en el partido bonaerense de Tigre.

Allí lo sedaron, le sacaron las llaves del departamento donde habían estado primero y con el auto de la víctima, un BMW, volvieron a Belgrano, donde se robaron 70.000 dólares, 40.000 pesos y relojes de lujo.

En cuanto a los antecedentes judiciales de Novillo, tiene una condena a 3 años de prisión condicional por ocho robos dictada el 8 de febrero de 2019 por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 y otra del TOC 7 por el mismo delito, a dos años y medio de prisión efectiva, del 28 de febrero de 2023.

Uno de los hechos por los que Novillo fue condenada en 2019 fue el que tuvo como víctima al futbolista Walter Busse, exmediocampista de Independiente y Huracán, a quien el 26 de abril de 2011 drogaron y le robaron en su departamento de Caballito una notebook, dos celulares, una cámara de fotos, un iPad, un televisor, su auto Mini Cooper y hasta su mascota, un perro de raza sharpei.

También estuvo imputada en una causa por secuestro extorsivo, pero el Tribunal Oral Federal 5 de San Martín, la absolvió.