Conmoción por un intento de magnicidio contra Cristina Fernández de Kirchner

164
La Argentina entró esta noche en conmoción por un intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, a quien un hombre que fue detenido apuntó con un arma e intentó gatillar a centímetros de su cabeza cuando estaba por ingresar al edificio en el que reside en el barrio porteño de Recoleta.

El ataque, sin precedentes en esta etapa de la democracia argentina, mereció el inmediato repudio de ministros, legisladores, encumbrados dirigentes políticos de la oposición y el oficialismo, sindicatos y personalidades de distintos sectores, que pidieron el esclarecimiento del caso.

El ataque quedó captado en imágenes tomadas por la Televisión Pública en las inmediaciones del domicilio de la exmandataria, mientras el agresor, identificado como Fernando Andre Sabag Montiel, quedó detenido por agentes de la Policía Federal.

En una de las imágenes difundidas se ve con nitidez cuando la Vicepresidenta acababa de bajar de un auto para entrar a su domicilio y un arma se acerca a su cabeza. En la imagen parece que el agresor intenta disparar.

La Vicepresidenta regresó esta noche a su casa en la esquina de Juncal y Uruguay, en el barrio de Recoleta, donde una persona infiltrada entre la multitud intentó atacarla con un arma de fuego, según se pudo ver en la secuencia grabada por la TV Pública, un ataque gravísimo que a los pocos minutos fue confirmado desde el ministerio de Seguridad.

Durante la habitual ronda de saludos y afectos que la exmandataria realiza hace 11 días entre los militantes que se acercan a saludarla a su regreso del Senado, el agresor, con tatuajes en una de sus manos, acercó un arma a centímetros de su rostro e intentó gatillar, aunque no se produjo ningún disparo.

El individuo fue detenido por los custodios de la titular del Senado y luego llevado a un móvil de la Policía, donde se cubrió la cara con un abrigo, según transmitió la televisión que se encontraba en el lugar.

Minutos después del hecho, desde el Ministerio de Seguridad confirmaron a través de un comunicado que un «hombre se encontraría armado» y que «se lo identificó procediendo a su detención en la calle Juncal y Uruguay».

Además, indicaron que «se halló un arma a escasos metros del lugar».

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, en diálogo con el canal C5N detalló que la persona detenida «tenía un arma» y que fue detenida, inicialmente, «por personal de la custodia».

«Lo apartan y encuentran el arma. Ahora tiene que ser analizada esta cuestión por nuestra gente para ver la disposición que tenía esta persona», aseguró el ministro, y agregó: «Tenemos que esperar que científica haga el análisis. Esperemos un poco, no quiero hacer más grande la cosa de lo necesario. hay que hablar con seriedad».

Poco minutos después del ataque se informó oficialmente que el presidente Alberto Fernández decidió hablar al país por cadena nacional para referirse al individuo.

Ministros, secretarios de estado, legisladores, sindicalistas y personalidades de distintos sectores emitieron de inmediato declaraciones de repudio al ataque.

Entre otros miembros del gabinete, el jefe de los ministros, Juan Manzur y los funcionarios Sergio Massa (Economía) y Aníbal Fernández (Seguridad) se sumaron a los repudios, a lo cual se sumaron diputados y senadores de diferentes partidos políticos.

Desde la oposición, se conocieron pronunciamientos del expresidxente Mauricio Macri y del jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, entre otros.