Le negaron la domiciliaria al abogado Carrazzone, detenido por el femicidio de su esposa

738
La Justicia Federal de la Plata le negó hoy la prisión domiciliaria al abogado penalista Rubén Carrazzone, quien se encuentra detenido por el femicidio y la desaparición de su mujer, Stella Maris Sequeira, y había pedido acceder al beneficio ante el peligro de resultar contagiado por el Covid-19, informaron fuentes judiciales.

La medida fue dispuesta por el Tribunal Oral Federal (TOF) número 2 de la capital bonaerense, que rechazó el planteo de Carrazzone, quien había pedido días atrás acceder a la prisión domiciliaria bajo el argumento de que está dentro del grupo de riesgo que debe prevenirse del contagio de coronavirus.

Tras esta decisión judicial, el abogado deberá seguir alojado en el penal de Ezeiza, donde se encuentra detenido bajo prisión preventiva por el femicidio y desaparición de Sequeira, vista por última vez en diciembre de 2016.

El TOF 2 tuvo en cuenta que en su momento se dispuso que permanezca detenido por haberse «valorado el peligro de fuga y la existencia del peligro de entorpecimiento».

“Nos encontramos con un interno que, desde el punto de vista de la emergencia sanitaria, no está en condiciones de ser ubicado dentro de aquellos grupos de riesgo por no presentar patología alguna”, sostuvo el Tribunal en la resolución.

Además, el TOF 2 platense precisa que “Carrazzone viene siendo examinado en orden a las distintas afecciones que padece», y destaca que «los galenos hicieron saber que el paciente se encuentra en condiciones de estar alojado en ese Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza, haciendo saber que para el caso que se requiera estudios específicos o tratamientos quirúrgicos, los mismos pueden ser realizados en Hospitales Extramuros».

La resolución destaca además que al momento «no hay ningún caso de Covid 19 dentro del Complejo 1 de Ezeiza».

El abogado de Carrazzone, Pablo Cuomo, había pedido la prisión domiciliaria del letrado «teniendo en cuenta la extrema gravedad de la situación actual» de pandemia por coronavirus y por considerar que Carrazzone debía estar incluido en el grupo de riesgo y la «difícil higiene y desinfección de esos establecimientos, haciendo del lugar un foco infeccioso y de peligro».

Sequeira, quien convivía desde hacía trece años con Carrazzone, desapareció el 29 de diciembre de 2016 de su casa de la localidad de El Ombú, partido de Ezeiza.

El abogado penalista denunció el hecho recién el 31 de ese mes y, un día después, aseguró haber recibido un llamado extorsivo en el que le exigieron 80.000 dólares para liberarla.

Sin embargo, la pesquisa determinó que se había tratado de una falsa denuncia, aparentemente tendiente a entorpecer la pesquisa y ocultar el femicidio.

Si bien Carrazzone siempre negó hechos de violencia contra su mujer, para el juez que intervino en la instrucción del expediente, existen elementos suficientes para acreditar que el abogado penalista la golpeaba.

En tanto, una testigo que declaró en la causa relató que el día previo a su desaparición, la víctima le había contado que iba a separarse del abogado y que éste se tendría que ir de su casa «con un bolsito», como había llegado hacía muchos años.

Si bien la pareja no tenía hijos en común, el abogado penalista tiene uno de una pareja anterior, del mismo modo que Sequeira, cuya hija, de un matrimonio anterior, es querellante en esta causa, representada por la abogada penalista Raquel Hermida Leyenda.